Pieles de animales no desfilarán en la London Fashion Week


Este viernes inicia la Semana de la Moda en Londres y la gran novedad es que las pasarelas estarán libres de pieles de animales. Con esto se busca iniciar la transformación del sector en una industria respetuosa y amigable con el mundo animal.

Fue en un sondeo que las firmas participantes anunciaron que no presentarían piezas con pieles en las colecciones de esta temporada. De acuerdo con el Consejo Británico de la Moda (BFC, por sus siglas en inglés), “los resultados reflejan un cambio cultural basado en los principios de creadores, marcas y consumidores (…) esto coincide con la tendencia que ya habíamos visto en los últimos años: cada vez más marcas optan por usar materiales alternativos”.

Daily Express
Foto: Daily Express

Pese a esta buena noticia, la batalla contra el uso de pieles en el rubro de la moda está muy lejos de ser ganada. Caroline Rush, responsable de BFC, aclaró que el hecho de no utilizarlas en la London Fashion Week no quiere decir que las hayan prohibido, pues no desean interferir en el proceso creativo de los diseñadores. Agrega que “usar pieles no es ilegal en Reino Unido y su uso debe basarse en la elección de cada diseñador y consumidor”.

Bored Panda
Foto: Bored Panda

Esta situación ha provocado que la Semana de la Moda en Londres, que se realiza dos veces al año, sea blanco de críticas y protestas por parte de activistas. En febrero grupos de inconformes gritaron durante el evento consignas como “tienen sangre en las manos”. La presión ha rendido frutos en el sector y a partir de 2019, en la Semana de la Moda de Helsinki, en Finlandia, ninguna firma podrá presentar prendas confeccionadas con cuero.

Clarín
Foto: Clarín

En tanto, la firma Burberry confirmó que no volverá a usar pieles para sus creaciones y que las ya existentes “se retirarán del mercado gradualmente”; afirmó que esta medida es clave para su éxito a largo plazo. Dicha casa de moda británica se unió así a marcas como Gucci, que abandonó la piel en sus piezas desde el año pasado.

Al respecto, la organización PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales), con sede en Estados Unidos, escribió en twitter: “¡Victoria!… ningún animal merece ser enjaulado ni electrocutado o golpeado hasta la muerte por su piel”.

LaRed21
Foto: LaRed21

“Nos encontramos en un momento crucial para la desaparición del comercio de pieles”, aseguró Humane Society Internacional. Además, la organización sostiene que esto es un aviso y ejemplo para las otras semanas de la moda de París, Milán y Nueva York.

Aunque son notorios los avances en la lucha contra la crueldad animal en el rubro de la moda… es evidente que aún falta mucho por hacer.

David Koma RTW Fall 2018
Foto: FurInsider.com
Anuncios

Perros: mucho más que compañía.


Los perros no se limitan a darnos momentos de alegría en nuestras vidas como animales de compañía, su refinado olfato y capacidad de aprendizaje los han convertido en nuestros compañeros desde hace más de 15 mil años, cuando el humano comenzó su proceso de domesticación.

Un análisis de yacimientos arqueológicos europeos realizado por Pat Shipman, una investigadora de la Penn State University sugiere que los primeros perros domesticados habría ayudado en la caza de mamuts.

Existen registros de canes ayudando en labores de caza,  rescatando montañistas en los Alpes o en grabados medievales acompañando a los reyes europeos.

Se han convertido en nuestros aliados para el trabajo en los más distintos ámbitos como perros pastores, para detectar drogas, ayudando en las labores de rescate y hasta como perros guías.

german-shepards-996405_1920
Foto: Pixabay

Aquí te presentamos una breve lista de los “empleos” para perros más en el mundo:

De Servicio y de terapia: que son adiestrados para ayudar a las personas con discapacidades físicas o alguna enfermedad. Ellos realizan funciones de:

  • Perro de señal para personas sordas, guías para personas invidentes, de alerta médica para aquellos que sufren una enfermedad que puede comprometer su vida. Por ejemplo, alertan a las personas epilépticas.
  • De asistencia emocional como aquellos que ayudan a las personas con autismo, o aquellos que se llevan a terapia grupal, como asilos o para personas con otros trastornos sicológicos.
golden-retriever-3616893_1920
Foto: Pixabay

Policía: quizá los más conocidos, ayudan en las labores de vigilancia en bancos, hospitales, tiendas, etcétera. Sin embargo, sus funciones son mucho más amplias pueden ser entrenados para detectar explosivos, drogas, salvamento y rescate, así como búsqueda y localización de restos humanos.

BINOMIO_CANINo_Hidalgo
Foto: Policía Federal

 

Militares: tienen funciones parecidas a las de los perros policías realizan detección de narcóticos o drogas, rastreadores, guardias y de búsqueda y rescate. Como Frida, que se hizo célebre en los trabajos de rescate tras el sismo del 19 de septiembre.

frida-ecko-evil
Foto: Semar

 

Pastores: quizá la sinergia humano-perro más antigua. Los canes han sido nuestros compañeros hace miles de años y sí, aunque comenzamos cazando juntos, pronto la vida sedentaria dio pie a la crianza de animales y con ella, el pastoreo.

sheepdog-981878_1920
Foto: Pixabay

Actores: En este rubro se puede debatir si existe o no maltrato a los animales, debido a las técnicas que entrenamiento utilizadas o incluso lo que implica la duración de una jornada laboral durante la grabación de una película.

Lo que es cierto es que con el nacimiento de la cinematrografía, a finales del siglo XIX y comienzos del XX, los animales se convirtieron en parte importante de los filmes llegando a ser protagonistas como Lassie.

collie
Foto: Pixabay

Astronautas: quizá no ha sido un empleo pero sí uno de los papeles más tristes en la historia que les ha tocado desempeñar. Laika y sus camaradas cosmonautas perrunos aunque ayudaron al avance de la exploración espacial, tuvieron un desenlace triste.

laika
Foto: Sputnik

 

 

Animales: una medicina para el ser humano


Compartir la vida con un perro, un gato u otro animal nos trae más beneficios de los que podemos imaginar. La compañía y convivencia diaria con ellos genera vínculos afectivos y emocionales tan fuertes como los que tenemos con familiares o amigos.

La Asociación Psicológica de Estados Unidos afirma que las personas que viven con un animal y que practican una tenencia responsable tienden a elevar su autoestima, son menos solitarias y experimentan menos ansiedad. La empatía humano – animal también ayuda a liberar el estrés, así como a disminuir la depresión y estimular la memoria.

De acuerdo con la Psicóloga Teresa Ramírez, “tener un perro incrementa la autoestima porque estás siendo útil y cubriendo las necesidades de un ser vivo que en todo momento manifiesta su amor y alegría por estar contigo”. Agrega que acariciar a un perro, sacarlo a pasear y jugar con él vuelve más activo al dueño, lo que se traduce en relajación y menos tensión.

Estudios recientes han demostrado que tener un gato o un perro reduce la presión arterial, además de que su presencia funciona de entretenimiento y distracción ante el dolor provocado por la pérdida de un ser querido. Incluso está comprobado que animales, como los caballos y delfines, sirven de terapia ante diversos padecimientos.

Para la Psicóloga Teresa Ramírez, “el animal da una razón de vivir a personas que no tienen ganas de levantarse por las mañanas y que quieren dormir todo el tiempo (…) sobre todo ayuda a salir adelante a quienes han sufrido una pérdida”. Destaca que los animales también son un gran aliciente para los adultos mayores que enfrentan la soledad o que realizan pocas actividades. “Una persona de la tercera edad a veces no tiene con quien hablar y lo hará con su perro, lo cual le provocará satisfacción”, afirma.

Así que ya sabemos. Convivir con un animal siempre será garantía de bienestar y felicidad.

Amor y Odio entre hermanos

Washington D. C. censará a todos los gatos


Un proyecto único y ambicioso ha cobrado vida en la capital de Estados Unidos. Lleva por nombre “DC Cat Count” y su objetivo es obtener un censo de la población gatuna que habita la ciudad de Washington D.C.

Con una inversión de 1.5 millones de dólares y una duración de tres años, esta iniciativa busca obtener un registro de la población felina que vive tanto en casas como en calles para diseñar estrategias más adecuadas que permitan el manejo, rescate y cuidado de los gatos sin dueño.

En esta ardua tarea suman esfuerzos instituciones académicas  y organizaciones de protección animal, las cuales son: Humane Society, Humane Rescue Alliance, Smithsonian Conservation Biology Institute y la fundación PetSmart Charities.

En diferentes barrios de la urbe han sido instaladas 60 cámaras fotográficas con sensores infrarrojos que capturan imágenes al detectar el menor movimiento de animales, sean gatos, ratas o ardillas. Un equipo será el encargado de analizar dichas imágenes por sector, distinguir entre felinos que sean muy parecidos en color y tamaño, y realizar el conteo.

La Presidenta y Directora Ejecutiva de Human Rescue Alliance, Lisa LaFontaine, destaca que “el manejo de los gatos en las comunidades puede ser un tema controvertido” y agrega “este esfuerzo conjunto proporcionará programas para tener menos gatos callejeros”.

La participación de los ciudadanos también será muy importante en este proyecto, pues se trabaja en una aplicación móvil que estará lista a finales de este año, en la que los residentes podrán informar cuántos gatos tienen y subir fotos de los mismos, además de notificar aproximadamente cuánto tiempo pasan los felinos fuera de sus viviendas cada día. También se reportará la existencia de gatos callejeros mediante imágenes tomadas desde distintos ángulos en zonas específicas.

De 2008 a la fecha, más de 16 mil gatos ferales han sido esterilizados en Washington D.C. y, de acuerdo con las estadísticas, cada año son adoptados hasta 3 mil felinos. En el 2021, la capital de Estados Unidos contará con un censo gatuno que muy probablemente servirá de ejemplo para extender el proyecto a otras ciudades no solo del país, sino del mundo entero.

¿Águilas o aguilillas? Avistamientos en la CDMX


harris-1617934

Foto: Halcón de Harris/ Pixabay

Si no eres un experto fácilmente puedes confundir a una águila con un halcón de Harris, también conocido como aguillilla, ya que se parecen muchísimo.

Sin embargo, el halcón es un poco más pequeño aunque comparte el pico ganchudo y las garras fuertes. La diferencia sustancial es mirar las patas: a las águilas, las plumas les llegan casi hasta las garras,mientras que los halcones tienen patitas “pelonas”, pues dejan de tener plumas desde mucho más arriba.

La profesora de Biología de la UNAM, Elisa Ramírez Lomelí, asegura que es más común ver halcones de Harris en la Ciudad de México que águilas, sólo que la gente suele confundirse.

Las águilas requieren más espacio, por ser más grandes, así como un sitio de caza más amplio y gustan de hacer sus nidos en lugares muy altos, sin embargo, los halcones al ser más pequeños se adaptan mejor a la ciudad.

¿Ya leíste: “El águila… un ave rapaz en peligro de extinción” ?

La integrante de la Sociedad Mexicana de Ornitología señala que los halcones además son muy utilizados para la cetrería,  que sirve para controlar aves plaga como las palomas y sus servicios son recurridos en aeropuertos o centro comerciales.

En la ciudad de México se han registrado avistamientos en el Ajusco y en la Sierra de Guadalupe, ya que los halcones viven en zonas boscosas. Ramírez considera que podría haber nidos incluso en Chapultepec o Aragón, aunque por el momento no se tenga reporte de ellos, ya que las condiciones para que un halcón sobreviva son propicias en esos bosques urbanos.

harris-hawk-859397

Foto: Halcón de Harris/ Pixabay

Se trata de un ave ampliamente distribuida en el país, por lo que es muy común verla en la Ciudad de México.

La experta recordó el avistamiento de un halcón de Harris en el metro Nopalera, el 30 de junio del año pasado, cuando el ave se permaneció por más de una hora en la estación, justo sobre el logo de la estación. La imagen del rapaz sobre el nopal se hizo viral luego que los usuarios recordaran el mito de la fundación de Tenochtitlán.

El dios Huitzilopochtli les indicó a los mexicas que se establecieran en el lugar donde encontraran un águila devorando a una serpiente posada sobre un nopal, lo que de acuerdo con las crónicas de los códices habría ocurrido en el año de 1325.

Esa vez, incluso el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) bromeó con el hecho y dijo: “Confirmamos el dato. El águila sobre el @MetroCDMX Nopalera es la señal sagrada, por si dudaban de vivir en la Gran Tenochtitlan”.

¿Ya leíste: “Águilas que anidan sobre un casino olvidado”?

Para Ramírez Lomelí es un error común confundir a las dos aves si no se tienen conocimientos sobre ellas y asegura que si se llega a ver un águila en la ciudad, lo más probable es que se trate de un animal que alguien tenía como mascota y se escapó.

Según la NOM-059 de Semarnat, el halcón de Harris o aguililla rojinegra, cuyo nombre científico es Parabuteo unicinctus, está en la categoría de “protección especial” que abarca las especies que podrían verse amenazadas por factores que inciden negativamente en su viabilidad y ello hace necesaria su recuperación y conservación.

bird-of-prey-188817

Foto: Halcón de Harris/ Pixabay

El águila… un ave rapaz en peligro de extinción


En el mundo existen más de 60 especies de águilas distribuidas en América, Europa, Asia y algunas partes de África, desafortunadamente muchas de ellas están en riesgo de desaparecer. En México, siete especies están en peligro de extinción, las cuales son: cabeza blanca, arpía, solitaria, crestada, elegante, tirana y blanquinegra, mientras que el águila real se ubica en la categoría de “amenazada”.
Esta ave, considerada emblema de nuestro país, presenta números alarmantes, pues a inicios del año 2016 quedaban tan solo cien parejas de reproducción en vida silvestre. La deforestación y construcción de zonas urbanas e industriales son una amenaza real para estos animales; la afectación de su hábitat y la disminución de su población son el claro ejemplo del impacto negativo que la presencia del hombre ha tenido sobre su existencia.
Otra acción que revela la inminente amenaza del hombre es la extracción de las aves rapaces de su ambiente natural y su tenencia ilegal. Esta situación muestra la urgencia de poner en marcha nuevas leyes, políticas y programas aún más orientadas a la protección, reproducción y preservación de dichas especies.
La ley General de Vida Silvestre, creada el 3 de julio de 2000 y cuya última reforma se realizó ‪el 19 de enero‬ de este año, estipula que “es motivo de infracción y sanción administrativa poseer ejemplares de vida silvestre fuera de su hábitat natural sin contar con los medios para demostrar su legal procedencia” y agrega “el saqueo de nidos para fines comerciales es un problema que se ha detectado (…) se sabe que los huevos son robados para coleccionistas o para incubarlos”.
Como sabemos recientemente se han avistado águilas en algunos puntos de la Ciudad de México, lo que ha sido motivo de sorpresa y admiración para muchos habitantes. Al respecto, es importante destacar algunos apartados de la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal, publicada en febrero de 2002 y cuya última reforma se llevó a cabo en junio de 2017.
Esta legislación resalta la importancia de dar un trato digno y respetuoso a las águilas y a todas las especies. Define como maltrato “todo hecho, acto u omisión del ser humano, que puede ocasionar dolor o sufrimiento afectando el bienestar animal” y añade “todo acto que implique la muerte innecesaria o injustificada de un animal es un crimen contra la vida”. También destaca que si es necesario capturar una especie silvestre en la vía pública deberá realizarse bajo denuncia a las autoridades correspondientes y siempre libre de maltrato.
De acuerdo con la Bióloga por la UNAM, Estrella Serrano García, “el avistamiento de águilas en la capital del país también puede deberse a que escaparon de zonas en cautiverio o de cetreros, que son sitios donde se adiestra de forma autorizada a las aves rapaces para dispersar a otras más pequeñas de lugares en los que aterrizan y despegan aeronaves o en los que funciona algún otro medio de transporte”. “Sea cual sea la razón, siempre deben ser tratadas con respeto”, agrega.
Aunque las autoridades trabajan de manera permanente, a través de dependencias como la SEDENA, PROFEPA Y SEMARNAT para recuperar, rehabilitar, proteger y reintroducir en su medio a animales capturados o comercializados, es necesario sumar esfuerzos para erradicar el tráfico ilegal de especies y crear conciencia sobre el respeto al mundo animal.
Si deseas consultar la Ley General de Vida Silvestre o la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal, puedes hacerlo en los siguientes enlaces:

Águilas que anidan sobre un casino olvidado


Llegaron hará unos 4 años a un espectacular publicitario de un casino abandonado en el cruce de Montevideo y Avenida 100 metros. Eran dos, pero actualmente son entre 4 y 5.

Los habitantes de la unidad habitacional que se encuentra justo detrás del casino notaron su presencia por los chillidos matutinos. Algunos comenzaron a verlas también en el atarcerder, mientras se reunían en un árbol del lado de los edificios.

Se trata de una familia de águilas que decidió convertir las áreas verdes de la zona habitacional en su lugar de caza.

“Las ardillas no tanto, pero las palomas y las ratas que había cerca del contenedor de basura prácticamente desaparecieron”, afirma Miguel Díaz, vecino de la zona.

Las aves rapaces probablemente salieron del Parque Estatal Sierra de Guadalupe, donde es común que se avisten también golondrinas, zopilotes y aguillillas de cola roja. El parque se ubica en los municipios de Coacalco, Ecatepec, Tultitlán y Tlalnepantla.

aguilas2

Lee también: “Águilas en peligro de extinción”

Es justo este último municipio mexiquense el que colinda con la delegación donde las águilas se han acentado: Gustavo A. Madero.

De esa dirección es que ve llegar cada día a las aves Jesús, quien trabaja como “checador” de las rutas de camiones que salen del paradero del Metro Politécnico.

“Vienen de allá -señala hacia el cerro del Chiquihuite-, casi siempre son dos pero hemos llegado a contar cuatro o cinco”, la misma cifra que refieren los vecinos.

“Se paran ahí en el anuncio y se quedan. No tienen un horario ni nada. Hay semanas que las veo a diario, otras no las veo en días.”

El cerro del Chiquihuite tiene la peculiaridad de albergar una colonia popular: Cuautepec, que literalmente de traduce del náhuatl como “Cerro de Águilas”.

“No molestan a nadie, pasan y están ahí. Yo no las veo siempre pero es porque estoy un rato en las manañas y me voy”, revela Lourdes, una mujer que tiene un puesto de tamales en la acera de enfrente de donde se ubican las aves.

aguilas3

Las águilas no representan ningún peligro para los humanos, dado que estas rapaces no se acercan y sus hábitos alimenticios incluyen aves más pequeñas, como palomas o gorriones, así como roedores, ya sean ardillas o ratas o lagomorfos, es decir, conejos. Tampoco irán tras gatos, ni perros pequeños.

Las águilas se mantienen en pareja, por lo que es probable que las dos que observan recurrentemente juntas sean el macho y la hembra, mientras que las pequeñas sean diferentes camadas de crías que han tenido.

Suelen tener el nido en lugares remotos, por lo que el espacio en el espectacular publicitario puede ser sólo un lugar que utilizan cuando van de caza y que se mantendrá mientras encuentren alimento suficiente…

O el puente vehicular que están construyendo justo sobre la avenida no perturbe sus vuelos.

aguilas

Información del mundo que te impacta