¿Águilas o aguilillas? Avistamientos en la CDMX


harris-1617934

Foto: Halcón de Harris/ Pixabay

Si no eres un experto fácilmente puedes confundir a una águila con un halcón de Harris, también conocido como aguillilla, ya que se parecen muchísimo.

Sin embargo, el halcón es un poco más pequeño aunque comparte el pico ganchudo y las garras fuertes. La diferencia sustancial es mirar las patas: a las águilas, las plumas les llegan casi hasta las garras,mientras que los halcones tienen patitas “pelonas”, pues dejan de tener plumas desde mucho más arriba.

La profesora de Biología de la UNAM, Elisa Ramírez Lomelí, asegura que es más común ver halcones de Harris en la Ciudad de México que águilas, sólo que la gente suele confundirse.

Las águilas requieren más espacio, por ser más grandes, así como un sitio de caza más amplio y gustan de hacer sus nidos en lugares muy altos, sin embargo, los halcones al ser más pequeños se adaptan mejor a la ciudad.

¿Ya leíste: “El águila… un ave rapaz en peligro de extinción” ?

La integrante de la Sociedad Mexicana de Ornitología señala que los halcones además son muy utilizados para la cetrería,  que sirve para controlar aves plaga como las palomas y sus servicios son recurridos en aeropuertos o centro comerciales.

En la ciudad de México se han registrado avistamientos en el Ajusco y en la Sierra de Guadalupe, ya que los halcones viven en zonas boscosas. Ramírez considera que podría haber nidos incluso en Chapultepec o Aragón, aunque por el momento no se tenga reporte de ellos, ya que las condiciones para que un halcón sobreviva son propicias en esos bosques urbanos.

harris-hawk-859397

Foto: Halcón de Harris/ Pixabay

Se trata de un ave ampliamente distribuida en el país, por lo que es muy común verla en la Ciudad de México.

La experta recordó el avistamiento de un halcón de Harris en el metro Nopalera, el 30 de junio del año pasado, cuando el ave se permaneció por más de una hora en la estación, justo sobre el logo de la estación. La imagen del rapaz sobre el nopal se hizo viral luego que los usuarios recordaran el mito de la fundación de Tenochtitlán.

El dios Huitzilopochtli les indicó a los mexicas que se establecieran en el lugar donde encontraran un águila devorando a una serpiente posada sobre un nopal, lo que de acuerdo con las crónicas de los códices habría ocurrido en el año de 1325.

Esa vez, incluso el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) bromeó con el hecho y dijo: “Confirmamos el dato. El águila sobre el @MetroCDMX Nopalera es la señal sagrada, por si dudaban de vivir en la Gran Tenochtitlan”.

¿Ya leíste: “Águilas que anidan sobre un casino olvidado”?

Para Ramírez Lomelí es un error común confundir a las dos aves si no se tienen conocimientos sobre ellas y asegura que si se llega a ver un águila en la ciudad, lo más probable es que se trate de un animal que alguien tenía como mascota y se escapó.

Según la NOM-059 de Semarnat, el halcón de Harris o aguililla rojinegra, cuyo nombre científico es Parabuteo unicinctus, está en la categoría de “protección especial” que abarca las especies que podrían verse amenazadas por factores que inciden negativamente en su viabilidad y ello hace necesaria su recuperación y conservación.

bird-of-prey-188817

Foto: Halcón de Harris/ Pixabay

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s