Archivo de la categoría: Medio Ambiente

Cachalote varado que sorprende a Madrid


ballena-status
Status: http://www.iucnredlist.org

ballena-madrid

Foto: @inigogarcia

Las redes sociales se activaron durante toda la mañana en la capital española. Los peatones no podían comprender lo que veían en pleno centro de Madrid: una ballena encallada en el río Manzanares, justo frente al Puente de Segovia.

No sólo estaba el cetáceo de más de 15 metros de largo y una tonelada de peso, sino que dos hombres con trajes blancos, que aparentaban ser científicos, le procuraban cuidados.

El Ayuntamiento madrileño dejó a los habitantes cuestionándose un poco más sobre el animal para con un breve mensaje: “Esta mañana ha aparecido #UnCachaloteEnMadrid. En breve daremos toda la información.”

Sin embargo, no tardó en aclarar la situación: Se trata de una escultura hiperrealista del colectivo artístico belga Captain Boomer que busca hacer del cuidado del ambiente un tema de la agenda mundial.

Para el colectivo, los “científicos” involucran más al espectador en una metáfora de lo que denominan la disrupción de nuestro sistema ecológico, ya que consideran que nuestro vínculo con la naturaleza está alterado.

ballena-a2
Foto @MADRID

El colectivo tiene 3 proyectos, este particularmente es “Whale” y desde 2008 ha recorrido ciudades de Francia, Holanda, Alemania y Reino Unido y se exhibirá en Madrid hasta el domingo como parte del programa cultural CiudaDistrito.

ballena-ayuntamiento
Foto: @MADRID
Anuncios

“Blu”… extinto en vida libre.


Birdlife asesora el cambio de status, aunque UICN no lo ha hecho oficial.

El guacamayo azul que inspiró en 2011 la película animada de “Río” fue declarado extinto de su hábitat natural. Así lo confirmó un estudio realizado por BirdLife International, organización que señaló como principal causa de esta lamentable noticia la intervención del ser humano.

Los principales factores de la desaparición de estas aves endémicas de América del Sur en ambiente natural fueron la captura ilegal de ejemplares para su comercio y la tala inmoderada en la selva amazónica que terminó con su hogar, sus nidos y huevos.

El Dr. Stuart Butchart, jefe de BirdLife, destacó: “nuestros resultados confirman que hay una alta ola de extinción arrasando los continentes, impulsada principalmente por la pérdida de hábitat debido a la agricultura no sustentable y la deforestación”.

Foto: pinterest.es
Foto: pinterest.es

Aunque casi se han perdido todas las esperanzas de volver a ver al guacamayo azul sobrevolando el cielo de la selva brasileña, hay confianza en que esta ave de plumaje azul subsista en el mundo, pues podría haber hasta unos 80 ejemplares en cautiverio. En 2016 se avistó uno en la ciudad brasileña de Curacá, pero se sospecha que era precisamente fugitivo de algún cautiverio. La última vez que se vio a uno en plena libertad fue hace 18 años, en el 2000.

El también llamado guacamayo de Spix, cuyo nombre científico es Cyanopsitta spixii, pertenece a la familia de los loros (Psittacidae). Es originario de Bahía, Brasil, y se le dio ese nombre en honor al médico y zoólogo alemán Johann Baptist von Spix. Su plumaje tiene matices azulados y su pico es negro, a excepción de cuando se trata de un ejemplar de corta edad. En condiciones de libertad depositaba dos o tres huevos en el verano austral, en cautiverio puede colocar hasta cinco. Su estimado de vida es de casi diez años.

Foto: loromania.mforos.com
Foto: loromania.mforos.com

En 1988 ya era considerada una especie amenazada, sin embargo en 1994 la alerta se incrementó considerablemente y se le dio la categoría de “en peligro crítico de extinción”. A fin de solucionar el problema, el guacamayo de Spix fue declarado especie protegida por las leyes de Brasil y se llevaron, sin éxito, distintos proyectos para restaurar su hábitat. El daño ya estaba hecho y era irreparable.

Hoy el guacamayo azul sufre las consecuencias de las acciones humanas y mañana ¿cuál otra especie lo hará?

Puedes leer más sobre este  estudio en:

https://www.birdlife.org/worldwide/news/spixs-macaw-heads-list-first-bird-extinctions-set-be-confirmed-decade

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0006320718308012

La decisión que costó la vida a casi 100 elefantes


Al menos 90 elefantes han sido asesinados por cazadores furtivos en los últimos tres meses en Botsuana, país con la mayor población de estos mamíferos en todo el mundo, denunció la asociación Elefantes Sin Fronteras.

Mike Chase, director de la organización y encargado del censo poblacional, indicó que sigue sobrevolando distintos distritos y encontrando cadáveres, por lo que es posible que la cifra aumente.

Al comparar las cifras del Censo Aéreo de Elefantes y Vida Silvestre de 2015, que realizan junto al Departamento de Vida Silvestre de Botsuana, con el que estaban realizando este 2018, Chase afirmó que se encuentra con las cifras de caza furtiva más grandes en la historia de África.

El censo, que comenzó el pasado 10 de julio, va a la mitad.

La ONG encontró un claro vínculo entre el aumento de la caza y la decisión del gobierno de desarmar a la unidad que combatía a los cazadores furtivos.

Los guardabosques o “rangers” botsuanos viajaban fuertemente armados y tenían autorización para disparar, sin embargo, desde mayo, el nuevo presidente Mokgweetsi Masisi ordenó desamar la unidad sin dar mayores explicaciones.

Tras la noticia de las muertes y la acusación de Elefantes Sin Fronteras, la prensa internacional ha realizado preguntas al ministro de Turismo, Tshekedi Khama y el jefe del estado mayor del Ejército, general Placid Segokgo, sobre los motivos del desarme.

Ambos funcionarios se limitaron a confirmar la muerte de los elefantes pero rehusaron ahondar en los detalles del motivo del desarme de los rangers.

El predecesor de Masisi, Ian Khama, era considerado un defensor de la fauna salvaje.

En abril pasado, autoridades de Mozambique incautaron 3 toneladas de marfil con destino a Camboya, es decir, unos 400 elefantes habría sido asesinados para obtener ese marfil

mammal-3218712_1920
Foto: Pixabay

Para entender el conflicto:

  • Kilo de marfil se compra por unos mil dólares
  • Los principales mercados son Tailandia y China, donde se utilizan en adornos
  • Cada colmillo puede pesar 30 kilos
  • Las poblaciones de elefantes entre Zambia y Angola fueron llevadas casi a su extinción
  • Botsuana tiene la mayor población de elefantes en África con más de 135.000 ejemplares, hace 30 años la población total superaba el millón
  • Cada año, alrededor de 30 mil elefantes mueren a manos de cazadores furtivos

    elephant-2923917_1920
    Foto: Pixabay

Los tlacuaches -dudududu- son más que una moda


Status: http://www.iucnredlist.org/

Son comunes en México y aunque el resto del mundo los llama zarigueyas, a la variante Didelphis virginiana californica, que es la que habita en el centro de nuestro país, se le conoce más bien como tlacuache, palabra de origen náhuatl que podría traducirse como “comelón”.

Su vinculación con los pueblos mesoamericanos es precolombina, se encuentran menciones de su presencia en mitos de varias culturas y forma parte de la medicina tracidional, de acuerdo con las investigaciones de Alfredo López Austin, del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM.

En los últimos días, las lluvias han provocado que los avistamiento de tlacuaches se incrementen en la zona de Ciudad Universitaria y la canción de “Baby Shark” adaptada a “Un tlacuache” se han convertido en contenido viral de redes sociales.

Es justo en las redes donde alumnos de la Facultad de Ciencias se han organizado para explicar cómo sacar a los tlacuaches atrapados en botes de basura de CU. Charlamos con Eduardo de la Rosa, estudiante de Biología, quien forma parte del grupo Rescate Tlacuache.

 

Foto: Pixabay

Así que primero lo primero: ¿qué es un tlacuache?

Es un marsupial, es decir, tienen un marsupio, o una bolsa donde sus crías terminan de desarrollarse luego del nacimiento, ya que éstas suelen tener un corto periodo de desarrollo en el útero.

Son omnívoros, es decir, comen frutas y algunos animales, principalmente invertebrados, y algunos reptiles como las lagartijas.

Es por ello que los botes de basura en CU les representan un “bufet” muy apetecible, sobre todo en época de sequía.

Tienen hábitos nocturnos, más activos entre las 11 pm y las 2 am. Suben a los árboles, pues su cola prensil es muy fuerte, es decir, son arborícolas pero también terrestres.

Las madrigueras están en huecos en el suelo, el basalto o en un árbol.

No son sociables, son solitarios, generalmente sólo verás a la hembra y sus crías. Que viven con ella entre 3 y 5 meses.

Son animales que viven unos 3 años.

possum-1802326_1920
Foto: Pixabay

Están en todo México, menos que Baja California.

Especies en México:

Tlacuache norteño (Didelphis virginiana)

Tlacuache común (Didelphis marsupialis)

Tlacuache de agua (Chironectes minimus)

Tlacuache de cuatro ojos gris (Philander opossum)

Tlacuache arborícola (Caluromys derbianus)

Tlacuache cuatro ojos café (Metachirus nudicaudatus)

Tlacuache ratón mexicano (Marmosa mexicana)

Tlacuache ratón (Tlacuatzin canescens)

Didelphis virginiana es el que es endémico de Norteamérica

¡No son peligrosos!

Los tlacuaches no son vectores de cosas peligrosas para los humanos, incluso ayudan a controlar ciertas plagas como las chinches, que sí pueden transmitir enfermedades como las chagas o el mal de Lime.

No son roedores y no transmiten rabia, su temperatura corporal es más baja que la de los animales placentarios lo que inhibe la incubación del virus. De hecho, ayudan a controlar las poblaciones de ratones.

En los pueblos sí llegan a robarse pollitos o huevos de gallina, lo que les ha creado mala fama, pero ello es debido a que el humano ha invadido su hábitat.

No suelen atacar animales grandes.

virginiana-387202_1920
Foto: Pixabay

Tanatosis o el arte de “hacerte el muertito”

Ellos no muerden sino que hacen tanatosis, es decir, se hacen los muertos.

Se trata de un estado de shock, presentan rigidez corporal, babean y producen un olor como almizclado que proviene de una glándula ubicada cerca del ano, el aroma a podrido los ayuda a que sus depredadores piensen que tienen mucho tiempo muertos.

Sus depredadores naturales son las serpientes y las aves rapaces.

¡No son animales de compañía!

No son mascotas, no están hechos para vivir en una casa, de hecho, están protegidos por la NOM-059 de la Semarnat, eso significa que tenerlos como mascota o sacarlos de la reserva ecológica de CU es un delito.

Son una especie endémica listada como protegida.

opossum-309264_1920
Foto: Pixabay

¿Qué hago si veo uno?

En el caso de que esté atrapado en un bote de basura, como ocurre comúnmente en CU, De la Rosa recomienda no tocarlo, sino girar el bote y dejar que se deslice fuera de él y alejarse para que el tlacuache deje de “hacerse el muerto”, lo cual puede tomar varios minutos.

En caso de tener que tocarlo, lo mejor es usar un guante y tomarlo de la cola.

Sólo en caso de verlo herido o deshidratado, cuando encuentras a una mamá muerta o herida con crías, lo mejor es llamar a la Facultad de Veterinaria de la UNAM o al Hospital Veterinario de Fauna Silvestre de la Reserva Ecológica dela UNAM (REPSA).

Recuerda que no todos los veterinarios saben cómo cuidar o atender una emergencia médica de esa especie.

tlacuache
Foto: Rescate Tlacuache

Teléfonos:

Hospital Veterinario de Fauna Silvestre: Teléfono: 56 22 59 42 Correos:

clinicafaunasilvestre@hotmail.com

Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel (REPSA)

56 22 52 04 ó 56 22 52 18

Teléfonos Bomberos: Directo 56161560, y extensiones 20565 y 20566. Ellos los canalizan a la REPSA en caso de no ser horario de trabajo de la Reserva

tlacuachecu
Foto: Ivan GM / Rescate Tlacuache

¿Águilas o aguilillas? Avistamientos en la CDMX


harris-1617934

Foto: Halcón de Harris/ Pixabay

Si no eres un experto fácilmente puedes confundir a una águila con un halcón de Harris, también conocido como aguillilla, ya que se parecen muchísimo.

Sin embargo, el halcón es un poco más pequeño aunque comparte el pico ganchudo y las garras fuertes. La diferencia sustancial es mirar las patas: a las águilas, las plumas les llegan casi hasta las garras,mientras que los halcones tienen patitas “pelonas”, pues dejan de tener plumas desde mucho más arriba.

La profesora de Biología de la UNAM, Elisa Ramírez Lomelí, asegura que es más común ver halcones de Harris en la Ciudad de México que águilas, sólo que la gente suele confundirse.

Las águilas requieren más espacio, por ser más grandes, así como un sitio de caza más amplio y gustan de hacer sus nidos en lugares muy altos, sin embargo, los halcones al ser más pequeños se adaptan mejor a la ciudad.

¿Ya leíste: “El águila… un ave rapaz en peligro de extinción” ?

La integrante de la Sociedad Mexicana de Ornitología señala que los halcones además son muy utilizados para la cetrería,  que sirve para controlar aves plaga como las palomas y sus servicios son recurridos en aeropuertos o centro comerciales.

En la ciudad de México se han registrado avistamientos en el Ajusco y en la Sierra de Guadalupe, ya que los halcones viven en zonas boscosas. Ramírez considera que podría haber nidos incluso en Chapultepec o Aragón, aunque por el momento no se tenga reporte de ellos, ya que las condiciones para que un halcón sobreviva son propicias en esos bosques urbanos.

harris-hawk-859397

Foto: Halcón de Harris/ Pixabay

Se trata de un ave ampliamente distribuida en el país, por lo que es muy común verla en la Ciudad de México.

La experta recordó el avistamiento de un halcón de Harris en el metro Nopalera, el 30 de junio del año pasado, cuando el ave se permaneció por más de una hora en la estación, justo sobre el logo de la estación. La imagen del rapaz sobre el nopal se hizo viral luego que los usuarios recordaran el mito de la fundación de Tenochtitlán.

El dios Huitzilopochtli les indicó a los mexicas que se establecieran en el lugar donde encontraran un águila devorando a una serpiente posada sobre un nopal, lo que de acuerdo con las crónicas de los códices habría ocurrido en el año de 1325.

Esa vez, incluso el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) bromeó con el hecho y dijo: “Confirmamos el dato. El águila sobre el @MetroCDMX Nopalera es la señal sagrada, por si dudaban de vivir en la Gran Tenochtitlan”.

¿Ya leíste: “Águilas que anidan sobre un casino olvidado”?

Para Ramírez Lomelí es un error común confundir a las dos aves si no se tienen conocimientos sobre ellas y asegura que si se llega a ver un águila en la ciudad, lo más probable es que se trate de un animal que alguien tenía como mascota y se escapó.

Según la NOM-059 de Semarnat, el halcón de Harris o aguililla rojinegra, cuyo nombre científico es Parabuteo unicinctus, está en la categoría de “protección especial” que abarca las especies que podrían verse amenazadas por factores que inciden negativamente en su viabilidad y ello hace necesaria su recuperación y conservación.

bird-of-prey-188817

Foto: Halcón de Harris/ Pixabay

El águila… un ave rapaz en peligro de extinción


En el mundo existen más de 60 especies de águilas distribuidas en América, Europa, Asia y algunas partes de África, desafortunadamente muchas de ellas están en riesgo de desaparecer. En México, siete especies están en peligro de extinción, las cuales son: cabeza blanca, arpía, solitaria, crestada, elegante, tirana y blanquinegra, mientras que el águila real se ubica en la categoría de “amenazada”.
Esta ave, considerada emblema de nuestro país, presenta números alarmantes, pues a inicios del año 2016 quedaban tan solo cien parejas de reproducción en vida silvestre. La deforestación y construcción de zonas urbanas e industriales son una amenaza real para estos animales; la afectación de su hábitat y la disminución de su población son el claro ejemplo del impacto negativo que la presencia del hombre ha tenido sobre su existencia.
Otra acción que revela la inminente amenaza del hombre es la extracción de las aves rapaces de su ambiente natural y su tenencia ilegal. Esta situación muestra la urgencia de poner en marcha nuevas leyes, políticas y programas aún más orientadas a la protección, reproducción y preservación de dichas especies.
La ley General de Vida Silvestre, creada el 3 de julio de 2000 y cuya última reforma se realizó ‪el 19 de enero‬ de este año, estipula que “es motivo de infracción y sanción administrativa poseer ejemplares de vida silvestre fuera de su hábitat natural sin contar con los medios para demostrar su legal procedencia” y agrega “el saqueo de nidos para fines comerciales es un problema que se ha detectado (…) se sabe que los huevos son robados para coleccionistas o para incubarlos”.
Como sabemos recientemente se han avistado águilas en algunos puntos de la Ciudad de México, lo que ha sido motivo de sorpresa y admiración para muchos habitantes. Al respecto, es importante destacar algunos apartados de la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal, publicada en febrero de 2002 y cuya última reforma se llevó a cabo en junio de 2017.
Esta legislación resalta la importancia de dar un trato digno y respetuoso a las águilas y a todas las especies. Define como maltrato “todo hecho, acto u omisión del ser humano, que puede ocasionar dolor o sufrimiento afectando el bienestar animal” y añade “todo acto que implique la muerte innecesaria o injustificada de un animal es un crimen contra la vida”. También destaca que si es necesario capturar una especie silvestre en la vía pública deberá realizarse bajo denuncia a las autoridades correspondientes y siempre libre de maltrato.
De acuerdo con la Bióloga por la UNAM, Estrella Serrano García, “el avistamiento de águilas en la capital del país también puede deberse a que escaparon de zonas en cautiverio o de cetreros, que son sitios donde se adiestra de forma autorizada a las aves rapaces para dispersar a otras más pequeñas de lugares en los que aterrizan y despegan aeronaves o en los que funciona algún otro medio de transporte”. “Sea cual sea la razón, siempre deben ser tratadas con respeto”, agrega.
Aunque las autoridades trabajan de manera permanente, a través de dependencias como la SEDENA, PROFEPA Y SEMARNAT para recuperar, rehabilitar, proteger y reintroducir en su medio a animales capturados o comercializados, es necesario sumar esfuerzos para erradicar el tráfico ilegal de especies y crear conciencia sobre el respeto al mundo animal.
Si deseas consultar la Ley General de Vida Silvestre o la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal, puedes hacerlo en los siguientes enlaces:

Águilas que anidan sobre un casino olvidado


Llegaron hará unos 4 años a un espectacular publicitario de un casino abandonado en el cruce de Montevideo y Avenida 100 metros. Eran dos, pero actualmente son entre 4 y 5.

Los habitantes de la unidad habitacional que se encuentra justo detrás del casino notaron su presencia por los chillidos matutinos. Algunos comenzaron a verlas también en el atarcerder, mientras se reunían en un árbol del lado de los edificios.

Se trata de una familia de águilas que decidió convertir las áreas verdes de la zona habitacional en su lugar de caza.

“Las ardillas no tanto, pero las palomas y las ratas que había cerca del contenedor de basura prácticamente desaparecieron”, afirma Miguel Díaz, vecino de la zona.

Las aves rapaces probablemente salieron del Parque Estatal Sierra de Guadalupe, donde es común que se avisten también golondrinas, zopilotes y aguillillas de cola roja. El parque se ubica en los municipios de Coacalco, Ecatepec, Tultitlán y Tlalnepantla.

aguilas2

Lee también: “Águilas en peligro de extinción”

Es justo este último municipio mexiquense el que colinda con la delegación donde las águilas se han acentado: Gustavo A. Madero.

De esa dirección es que ve llegar cada día a las aves Jesús, quien trabaja como “checador” de las rutas de camiones que salen del paradero del Metro Politécnico.

“Vienen de allá -señala hacia el cerro del Chiquihuite-, casi siempre son dos pero hemos llegado a contar cuatro o cinco”, la misma cifra que refieren los vecinos.

“Se paran ahí en el anuncio y se quedan. No tienen un horario ni nada. Hay semanas que las veo a diario, otras no las veo en días.”

El cerro del Chiquihuite tiene la peculiaridad de albergar una colonia popular: Cuautepec, que literalmente de traduce del náhuatl como “Cerro de Águilas”.

“No molestan a nadie, pasan y están ahí. Yo no las veo siempre pero es porque estoy un rato en las manañas y me voy”, revela Lourdes, una mujer que tiene un puesto de tamales en la acera de enfrente de donde se ubican las aves.

aguilas3

Las águilas no representan ningún peligro para los humanos, dado que estas rapaces no se acercan y sus hábitos alimenticios incluyen aves más pequeñas, como palomas o gorriones, así como roedores, ya sean ardillas o ratas o lagomorfos, es decir, conejos. Tampoco irán tras gatos, ni perros pequeños.

Las águilas se mantienen en pareja, por lo que es probable que las dos que observan recurrentemente juntas sean el macho y la hembra, mientras que las pequeñas sean diferentes camadas de crías que han tenido.

Suelen tener el nido en lugares remotos, por lo que el espacio en el espectacular publicitario puede ser sólo un lugar que utilizan cuando van de caza y que se mantendrá mientras encuentren alimento suficiente…

O el puente vehicular que están construyendo justo sobre la avenida no perturbe sus vuelos.

aguilas