Los tlacuaches -dudududu- son más que una moda


Status: http://www.iucnredlist.org/

Son comunes en México y aunque el resto del mundo los llama zarigueyas, a la variante Didelphis virginiana californica, que es la que habita en el centro de nuestro país, se le conoce más bien como tlacuache, palabra de origen náhuatl que podría traducirse como “comelón”.

Su vinculación con los pueblos mesoamericanos es precolombina, se encuentran menciones de su presencia en mitos de varias culturas y forma parte de la medicina tracidional, de acuerdo con las investigaciones de Alfredo López Austin, del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM.

En los últimos días, las lluvias han provocado que los avistamiento de tlacuaches se incrementen en la zona de Ciudad Universitaria y la canción de “Baby Shark” adaptada a “Un tlacuache” se han convertido en contenido viral de redes sociales.

Es justo en las redes donde alumnos de la Facultad de Ciencias se han organizado para explicar cómo sacar a los tlacuaches atrapados en botes de basura de CU. Charlamos con Eduardo de la Rosa, estudiante de Biología, quien forma parte del grupo Rescate Tlacuache.

 

Foto: Pixabay

Así que primero lo primero: ¿qué es un tlacuache?

Es un marsupial, es decir, tienen un marsupio, o una bolsa donde sus crías terminan de desarrollarse luego del nacimiento, ya que éstas suelen tener un corto periodo de desarrollo en el útero.

Son omnívoros, es decir, comen frutas y algunos animales, principalmente invertebrados, y algunos reptiles como las lagartijas.

Es por ello que los botes de basura en CU les representan un “bufet” muy apetecible, sobre todo en época de sequía.

Tienen hábitos nocturnos, más activos entre las 11 pm y las 2 am. Suben a los árboles, pues su cola prensil es muy fuerte, es decir, son arborícolas pero también terrestres.

Las madrigueras están en huecos en el suelo, el basalto o en un árbol.

No son sociables, son solitarios, generalmente sólo verás a la hembra y sus crías. Que viven con ella entre 3 y 5 meses.

Son animales que viven unos 3 años.

possum-1802326_1920
Foto: Pixabay

Están en todo México, menos que Baja California.

Especies en México:

Tlacuache norteño (Didelphis virginiana)

Tlacuache común (Didelphis marsupialis)

Tlacuache de agua (Chironectes minimus)

Tlacuache de cuatro ojos gris (Philander opossum)

Tlacuache arborícola (Caluromys derbianus)

Tlacuache cuatro ojos café (Metachirus nudicaudatus)

Tlacuache ratón mexicano (Marmosa mexicana)

Tlacuache ratón (Tlacuatzin canescens)

Didelphis virginiana es el que es endémico de Norteamérica

¡No son peligrosos!

Los tlacuaches no son vectores de cosas peligrosas para los humanos, incluso ayudan a controlar ciertas plagas como las chinches, que sí pueden transmitir enfermedades como las chagas o el mal de Lime.

No son roedores y no transmiten rabia, su temperatura corporal es más baja que la de los animales placentarios lo que inhibe la incubación del virus. De hecho, ayudan a controlar las poblaciones de ratones.

En los pueblos sí llegan a robarse pollitos o huevos de gallina, lo que les ha creado mala fama, pero ello es debido a que el humano ha invadido su hábitat.

No suelen atacar animales grandes.

virginiana-387202_1920
Foto: Pixabay

Tanatosis o el arte de “hacerte el muertito”

Ellos no muerden sino que hacen tanatosis, es decir, se hacen los muertos.

Se trata de un estado de shock, presentan rigidez corporal, babean y producen un olor como almizclado que proviene de una glándula ubicada cerca del ano, el aroma a podrido los ayuda a que sus depredadores piensen que tienen mucho tiempo muertos.

Sus depredadores naturales son las serpientes y las aves rapaces.

¡No son animales de compañía!

No son mascotas, no están hechos para vivir en una casa, de hecho, están protegidos por la NOM-059 de la Semarnat, eso significa que tenerlos como mascota o sacarlos de la reserva ecológica de CU es un delito.

Son una especie endémica listada como protegida.

opossum-309264_1920
Foto: Pixabay

¿Qué hago si veo uno?

En el caso de que esté atrapado en un bote de basura, como ocurre comúnmente en CU, De la Rosa recomienda no tocarlo, sino girar el bote y dejar que se deslice fuera de él y alejarse para que el tlacuache deje de “hacerse el muerto”, lo cual puede tomar varios minutos.

En caso de tener que tocarlo, lo mejor es usar un guante y tomarlo de la cola.

Sólo en caso de verlo herido o deshidratado, cuando encuentras a una mamá muerta o herida con crías, lo mejor es llamar a la Facultad de Veterinaria de la UNAM o al Hospital Veterinario de Fauna Silvestre de la Reserva Ecológica dela UNAM (REPSA).

Recuerda que no todos los veterinarios saben cómo cuidar o atender una emergencia médica de esa especie.

tlacuache
Foto: Rescate Tlacuache

Teléfonos:

Hospital Veterinario de Fauna Silvestre: Teléfono: 56 22 59 42 Correos:

clinicafaunasilvestre@hotmail.com

Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel (REPSA)

56 22 52 04 ó 56 22 52 18

Teléfonos Bomberos: Directo 56161560, y extensiones 20565 y 20566. Ellos los canalizan a la REPSA en caso de no ser horario de trabajo de la Reserva

tlacuachecu
Foto: Ivan GM / Rescate Tlacuache
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s