Pequeños mitos caninos. (Que no le digan, que no le cuenten)


La gente tiende a dar respuestas rápidas a preguntas importantes cuando se trata de los perros. Es como si todos fueran un poco veterinarios o un poco expertos, por el simple hecho de tener uno en casa o porque les agradan.

La verdad es que algunos podemos tener sangre ligera para los perros, y eso a veces nos hace entenderlos mejor, pero NO nos da facultades psíquicas, mucho menos, nos convierte en Dr. Doolitle.

Por eso es importante reconocer cuando tenemos que preguntarle a un experto, acudir con un especialista, como siempre romper el mito con cultura nueva, con conocimiento.

Y eso por eso que vamos a hablar rápido de algunos Mini Mitos Caninos y sus respuestas rápidas.

Mito. Perro que ladra no muerde.

Hay diferentes tipos de ladridos… y sí, algunos no significan que un perro atacará, algunos son ladridos de alegría, con otros más agudos pueden estar pidiendo juego, comida o simplemente atención, algunos (como en el aullido nocturno) son comunicación de unos con otros, por lo que generalmente son ladridos hacia arriba, hacia la nada… y alguno son ladridos de nervios y alerta, ladridos que significan un preámbulo. Es como si dijera: “Mira, ladro fuerte, es porque soy peligroso”. Para identificar a cada huno hay que conocerlo bien al perro en cuestión, así que no aplica con perros ajenos.

Perro que ladra, puede morder, depende la circunstancia. El ladrido es una alerta, está avisando su incomodidad antes de actuar. Nada de valentías absurdas, si un perro ladrando no se calma, déjalo en paz.

Mito. El perro libre es el más feliz.

Falso. El perro ha sido domesticado por el hombre, tiene miles de años siendo la compañía de los seres humanos y disfruta su presencia.

Es imposible verlos como animales silvestre, ya no, nunca más. “Liberar” a un perro en un parque o bosque, es en realidad quitarse, por la vía más cómoda y cobarde, una responsabilidad que sencillamente nos dio flojera, si eres niño, no dejes que tu papá te eche ese choro, si eres adulto, no seas otro cómodo irresponsable del montón. Además, en “libertad”, las posibilidades de que el perro muera pronto y de forma dolorosa, son muy altas.

Mito. “¡Míralo! ¡Si sabe lo que hizo…!” Está consciente que hizo una travesura.

Regañarlo porque encontramos algo malo que hizo hace un rato, no lo hace entender la travesura, sólo lo asusta por nuestro tono de voz.

Enseñarle el zapato que mordió hace media hora, mostrarle el vaso que rompió cuando no estabas, o acercarlo a que huela su orina o heces que dejó en tu sala un rato antes, es absurdo. Creerá que lo regañas por ponerte atención o hacerte caso para acercarse.

No está consciente del error, está asustado por nuestro enojo.

¿No lo crees? Dile cosas como “perro cochino, malcriado, esto no se hace” pero en el tono chistosito que usas cuando lo apapachas. Verás que se acerca, mueve la cola y es feliz. ¿Entonces cuál crees que es el factor de miedo?

No lo cachaste en el momento del error, ni modo, no va a entenderlo después.

Mito. Las hembras necesitan ser madres al menos una vez (Porque si no se enfermará, será una perra triste, extrañará tener cachorros algún día)

Falso y doblemente grave. Ninguna hembra mejora su futuro o salud con una camada de cachorros. Al contrario, si se esteriliza desde los seis meses de edad, se reducen riesgos de muchas enfermedades futuras. Remover quirúrgicamente o “cancelar” el aparato reproductor, reduce considerablemente la producción de hormonas, por lo que los cánceres de este tipo se quedan sin gasolina.

Los perros en general no “envidian” un hecho que no conocen. Si nunca es madre, la perra nunca “añorará” serlo, porque no sabe el “sentimiento” que implica, aunque lo vea en otras.

Lo más grave, claro: creencias de este tipo tienen a MILLONES de perros en la calle, pero eso sí, su mamá tiene la satisfacción, ¿no?

Mito. El Doberman se vuelve loco y te desconoce.

Muuuuy falso. Creencias populares hablaban de un cerebro superdesarrollado o un hueso que crecía de más. Es falso. Son pretextos para esconder la culpa de una mala socialización, de una mala educación o de haber convertido a nuestro perro en agresivo a fuerza de nuestros propios nervios. Sí, es uno de los perros más fuertes, por lo que si no son encausados correctamente en tanto su energía, es fácil hacerlos agresivos, pero no es algo genético o biológico.

Mito. El Labrador es el perro más amable del mundo.

Seamos justos, tampoco esto es automático. Un labrador con una educación descuidada, puede ser tan o más agresivo que el típico perro malo.

No hay santos ni demonios por naturaleza, todos son responsabilidad humana.

Mito. “No está gordo… ¡está sanote!”

Pues falsote. Como con los humanos, un perro que rebasa su estructura normal, tiene una enfermedad llamada SOBREPESO. Puede ser muy grave y detonante de muchísimos otros males. Ve con un veterinario a la de ya, para que te diga su condición real y qué hacer para ayudarlo. Si no, la diabetes, el cáncer, los problemas de articulaciones o cadera, en fin… muchas cosas malas le esperan.

Mito. “Pobrecito, se aburre de las miiiiiismas croquetas todos los días…”

En realidad son muchísimo menos quisquillosos que nosotros y no responden mucho que digamos a cosas como el aburrimiento. Si algo es placentero y funciona para sobrevivir, en la mente del perro no hay por qué cambiar. Claro, si huele carne, pollo o algo sabroso en tu plato, querrá conocerlo, pero si no se lo das, no tendrá por qué pedirlo constantemente, será un mera curiosidad.

Y quizá el mito más grande de todos: Los Perros comen huesos.

Perros y huesos, mito de caricaturas, tanto como los perros cazando gatos o los gatos comiendo pescados de los que sacan el esqueleto intacto. Los huesos son los restos, las sobras.

Les gustan por el sabor de la carne que les queda o porque resiste a la primera mordida y a veces les gusta el reto, pero no porque la naturaleza les haya puesto huesos en su menú principal.

De hecho, para muchos perros un hueso es un enorme riesgo, pues puede romperse, astillarse y lastimarle severamente la garganta, esófago, estómago o intestinos.

Lo importante ante cualquier mito, es acudir con los especialistas, informarte, preguntarle a gente calificada. Tu perro es tu responsabilidad, no juegues a las adivinanzas con su vida. Protégelo de la ignorancia humana como él te protege de las amenazas externas.

 

Anuncios

16 comentarios en “Pequeños mitos caninos. (Que no le digan, que no le cuenten)

  1. tengo un problema tengo un golden de 5 años macho que se llama woody es el amor d emi vida y me regalaron una hembra se llama kamila tiene 3 meses, pero woody no la quiere le ladra a cada rrato no se que hacer lso dos son mi prioridad y los trato = pero quiero que woodi acepte a kmila ayuda profas

  2. Hola tengo dos cachorros que se quedan en casa el tiempo que salgo a trabajar uno es cruza de Cocker con labrador (tobby)y la otra cruza de dachshund con schnauzer gigante (mia)
    Mi perrita (MIA) de 5 meses es la lider de la manada y mi perrito (tobby) 6 meses hace lo que quiere, necesito saber que puedo hacer cada que salgo a trabajar encuentro la casa volteada patas arriba (Todo iniciado por tobby) ya se comieron la sala nueva, mis lampara de papel, comen hasta madera todos mis muebles estan mordidos, estoy por cambiarme a una casa(actualmente vivo en un departamento pequeño)escoji casa con patio considerable pensando en ellos, por lo tanto comprare muebles nuevos pero no quiero encontrarme con la misma historia y tener que invertir muchas veces mas en la comodidad de mi casa, necesito un consejo que puedo hacer?????

  3. Lo más claro Laura, es que ambos tienen una falta de canalización. Deben entender que hay un momento para jugar, para gastarse todo lo que tengan (aunque en realidad nunca se acaba la energía). Pero ese espacio lo debes dejar en claro tú. Ayúdales a sacar la energía en un rato específico de juego puro, de energía canalizada. Igualmente, si nos envías un correo a rmascotas@hotmail.com podemos ponernos en contacto contigo con más recomendaciones y consejos de los expertos.
    Bonita tarde.

  4. hola, tengo un perro mestizo de 3 años, se llama bandido, el tiene muchas energias y el instinto cazador muy alto, yo lo saco todas las noches pero al salir de la casa siempre es un problema al montarnos en el ascensor porque si hay gente al abrirse las puertas se transforma por completo y los quiere atacar,asi sea gente conocida o no, es todo un proceso, esto comenzo a suceder apartir de este año… me puedes recomendar algun ejercicio o metodo para quitarle esa agresividad o porque sucede?… muchas gracias!

    • Perdón por la tardanza Kimberly, perdimos de vista este comentario. Ojalá te sirva la respuesta de un étologo amigo nuestro:

      Habría que ver qué tipo de agresión está presentado, ya que hay varios tipos y cada una tiene varias posibilidades de solucionarse. Lo primero y más importante es cansar su cuerpo, esto quiere decir un aproximado de 2 horas de correr. Si no dispones de ese tiempo, una caminadora eléctrica no te vendría mal.
      También te servirían ejercicios de liderazgo empezando con que el primero en salir y entrar de cualquier puerta seas tú y no Bandido. Otro es que empiece a ganarse las cosas y no solo dárselas; por ejemplo, los papachos y la comida, tiene que hacer algo para merecerlas y tiene que hacerlo a la primera.
      También podrías pulir su instinto de caza con un Frisbee. Para poder darte más información sobre el tema tendría que observar personalmente el comportamiento de Bandido.

      Atte. Etólogo Eduardo Palacios
      5529397891

  5. Hola amigos, no se si puedan aconsejarme, estoy desesperado!
    Mi familia ha tomado la decision de dormirle (en realidad la palabra es matarle) a mi perrito.

    Miren mi perro mestizo Bobby es sumamente agresivo, ha mordido a todos los miembros de mi familia (con el somos 4). Por ultimo me mordio a mi (tengo un dedo sin piel y fracturado). No tolera a terceras personas ni animales (ni perros ni gatos ni insectos), nadie se puede acercar a mi casa, es territorial y super nervioso, d hecho les cuento q es miedoso y siempre esta a la defensiva. Sale todos los dias al parque pero esto es una tarea sumamente dificil puesto q siempre intenta morder a las personas.

    Alguna vez me dijeron q le lime los colmillos pero me habia resistido puesto q alguna vez se me rompio un pedacito d diente a mi y era insoportable, y no se si el lo tolere, debe ser super dificil no tener con q defenderse, pueden comer si se les hace eso???.

    Tambien me han dicho q con un etologo pero todos le tienen miedo a mi perro, es un perro mediano con caracteristicas fisicas de un labrador golden, pero medianito (no es muy grande). Gracias d antemando, espero me puedan ayudar pronto

  6. ok. Gracias por el tip, le voy a explicar a mi perro que se come 1 kilo de pollo crudo diario (pata, cabeza, ala, pierna, muslo), con piel, carne y huesos que el perro no come huesos, que ha estado equivocado por los últimos 5 años…

    ¡Por favor! Como se nota que nunca han visto a un perro bien alimentado morder, destrozar y tragar (sí, tragar) un buen hueso de pollo, o de res, o de pescado, o de cordero, o de pavo, o de conejo y digerirlo de forma muy adecuada, con heces duras (lo que ayuda a drenar sus glandulas anales), pequeñas y con muy poco olor.

    Un perro no subsiste de huesos únicamente, pero claro que los come y le encanta! Creo que antes de escribir esos despropósitos deberían documentarse más sobre dietas caninas (dieta ACBA/BARF, dieta del Dr. Billinghurst, modelo presa, etcétera). Y si no, ¿cómo sobrevivieron los perros durante casi 10,000 años? Comiendo croqueta? jaja!

    Mejor deberían escribir un artículo sobre las porquerías que contienen las croquetas para perro:

    Porcentaje bajo de proteína (16-20%) para que esté tranquilito y no de lata
    Gran porcentaje de cereales (¡cereales! para un animal carnívoro?! para un animal que tiene colmillos y muelas enormes para rasgar y triturar?!). Además no sabemos si estos cultivos son transgénicos…
    Conservadores para aventar para arriba, la croqueta puede estar años sin descomponerse. ¿Tú comerías algo así? Yo no.
    Subproductos de pollo, res, cordero: es decir, huesos, piel, picos, vísceras. Todo aquello no apto para consumo humano se tritura y se hace harina.
    Grasa animal y vegetal para hacerlo atractivo al paladar del perro, de otro modo no lo comería. ¿Tú comerías eso? Yo no.
    Nutrientes añadidos. En el proceso de extrusión de la croqueta debido a las altas temperaturas desaparecen los nutrientes, deben ser puestos nuevamente de manera sintética y artifical, lo que es una fuente importante de alergias y problemas digestivos ¿Tú comerías eso? Yo no.
    Colorantes, para que salga bien en la foto.
    QUímicos cancerígenos como conservador (BHA, BHT, acrilamida)

    Además de todos los problemas que causan las croquetas: baja ingesta de proteína, sarro dental, alergias en la piel, heces abundantes y olorosas, sobretrabajo al aparato digestivo, deshidratación (por lo que requieren tomar abundante agua), atragantamiento con croqueta, falta de masticación con la consecuente falta de jugos gástricos para digerir el alimento, dieta poco balanceada y rica en conservadores y saborizantes artificiales, problemas de envenenamiento con ciertas marcas (véase todos los recalls que hay al año en EUA), obesidad, malfuncionamiento renal, además el gran volumen que ingieren de croquetas los hace susceptibles a la torsión gástrica

    • Bienvenido de nuevo Lencho, Lucho, Juanito, o como te llames, nos da gusto que estés tan atento a nuestro blog, que te preocupe tanto lo que este servidor escribe y que le dediques tanto tiempo a tus comentarios.
      Concuerdo contigo, el perro subsistió miles de años sin croquetas, pero se trataba de el Cynodictis, el Tomarctus, el lobo Dire, en fin, no hablamos del mismo animal. Si crees que un animal no evoluciona con la intervención humana en miles de años, creo que no comprendes tampoco la ganadería, a las aves de granja o la piscicultura.
      Quizá tú deberías dejar que tu perro salga de cacería en busca de su pollo, que beba de los ríos prístinos del bosque y que duerma en su cueva, para que realmente te remitas a los perros de hace 10mil años.
      También se nota que tú no has visto un perro en el quirófano con un trozo de hueso de pollo en el esófago, o uno de raza grande con un hueso de res entero en el estómago, tardando dos semanas en procesarlo porque con la emoción no lo masticó bien.
      ¿Hay malas praxis humanas en el desarrollo de productos? Claro, también en la medicina, espero que tú no los vacunes, porque hay casos de perros enfermos por una mala vacuna, aunque es un porcentaje muy bajo, comparado con los que sí las asimilaron correctamente.
      Nos da gusto volverte a saludar, aunque sea a través de lucho@hotmail, lencho@hotmail o juanito@hotmail, tu sistemática forma de participar en este blog como “personas distintas”. Ojalá un día tengamos la suerte de saber tu nombre real, para hablarle a una persona de argumentos, no a un anónimo quejumbroso.
      Empero, como siempre, bienvenidas tus opiniones.
      ¡Feliz año nuevo!

    • Lencho Juan: Si de verdad son tan desagradables estos artículos (cosa que no creo) DEJA DE LEERLOS!!!!
      El artículo dice “mitos” no “restricciones”…. Claro que un perro PUEDE comer HUESOS… incluso echados a perder…. Pero eso no significa que sea lo correcto.

      Es una pena que uses sarcasmos cuando se trata de cosas interesantes. Qué te parece si en vez de joder con mensajes estúpidos y sin sentido, mejor creas un espacio en donde expreses tus opiniones y dejes de darte publicidad con comentarios guerrilleros. Además ¿¿no has oido hablar de la domesticación?? Seguramente hace “miles de años” el aparato digestivo de un perro era por mucho, diferente al de los que habitan en las casas.

      En fin, ojalá no nos topemos con más de este tipo. Ciertamente es libre expresión y para mi desgracia no puedo evitar que lo dejes de hacer.

  7. Hola!

    miren yo tengo dos perros uno es bueno creemos que es un terrier escoses y e el otro es un beagle!

    el terrier lo tenemos desde pequeño, ahorita tiene 2 años y medio y el otro apenas tiene un año, pero el terrier no lo quiere es muy territorial! una vez le alcanzo a morder una orejita al beagle! hemos intentado juntarlos los dejamos amarrados en la cochera y no se ladran ni nada pero en cuanto hay alguien con ellos el terrier se pone agresivo y se pone a ladrar! queremos suponer que nos quiere defender o algo asi! peor no lo quiere…. pero cuando los sacamos a pasear si pueden estar juntos el terrier no le hace caso por mas que el beagle se acerque, un veterinario nos dijo que eso podria ser porque como no es su territorio pues no le ahce nada, tambien nos dijo que pasando los dos años el terrier ya no iba a aceptar al beagle!y pues queria ver si me podrian ayudar para ver de que forma podemos hacer que lo acepte!°!!!

    Gracias!! y mesirvio mucho sus consejos! buenos datos gracias!

    • Gracias a tí Daniela, por tus comentarios.
      Realmente el tuyo es un caso común. Introducir un nuevo miembro a la manada no es fácil, especialmente cuando el miembro anterior lleva tiempo siendo “el único”. Más que enseñarle ahorita, sobre el otro perrito, necesitas demostrarle quién es el jefe de la manada.
      El primero debe comprender, primero, que tú mandas en todos los aspectos.
      Por ejemplo, debe comer sólo cuando tú se lo permites y hasta que está tranquilo, no cuando ladra, pide o está emocionado. No debe salir a la calle cuando está más excitado, sino cuando se pone sumiso.
      En fin, debes cuidar primero el resto de sus actitudes, hasta que comprenda tus límites. Cuando así lo entienda, puedes y debes estar con ambos al mismo tiempo, libres, en un espacio controlado. Ya ahí, atenta para controlarlos físicamente, manténlos calmados, uno de cada lado. El primero no debe estar atento a lo que el otro hace, sino a tu voz y tus caricias. Si empieza a gruñir o se le queda viendo mucho al segundo, distráelo, dirige su cabeza con una caricia a otro lado, acaricia la parte trasera de su torso, haz un ruidito similar a cuando pides silencio (Shhht!), lo que sea para decirle que no debe ponerle atención al otro.
      Hay muchas cosas que se pueden hacer sin castigos o regaños. Cada perro es distinto y seguramente sería útil que los viera un etólogo. Si es tu caso y sigue difícil el caso, avísanos para recomendarte, si así lo quieres, la visita de alguien más.
      ¡Bonito día!

  8. Mi estimado Paco, en muchos puntos tienes razón pero en otros pareciera que no conoces para nada a los perros. Por ejemplo, si saben cuando algo que hicieron estuvo mal, cuando ya les has enseñado un patrón de conducta, no es necesario especificar que cosa. Prueba de ello es que cuando llegas a casa y algo destruyo, no viene a saludarte, se echan de cabeza solitos. Los doberman no se vuelven locos, estoy de acuerdo, pero si con la edad pierden un poco la vista y el olfato, digo es normal, ya te quiero ver a los 50 años si ves, hueles y escuchas como a los 10. Las mismas personas que son fanáticos de esta raza te hacen recomendaciones, para que no llegues a pasar un experiencia desagradable con esta raza como muchos de ellos lo vivieron. Otro los labradores si hay como de dos tipos, uno muy calmado y super manso, al grado de agredirlo físicamente como niños jugando con el, y el perro siempre guardará la calma, no atacará. Y hay otro tipo que es muy huraño, con mucha energía y que requiere de mucho entrenamiento social y físico para mantenerse tranquilo. Y no es un mito que los perros coman huesos, por Dios, aman los huesos, si por el sabor obvio, pero si los aman, por todo lo que tu explicas muy bien. No es su único platillo cierto, comen muchas cosas más sobre todo lo que viene alrededor del hueso pero si aman los huesos, son peligrosos pero les fascinan. Y si persiguen gatos, como muchos otros animales.

    • Pues me parece que estamos de acuerdo, M4N_MX, prácticamente en todo, quizá solo es cuestión de puntualizarlo.
      Es decir, el perro puede saber que hizo algo mal, pero no puedes apelar a que añadan categorías e identifiquen el error acercándolos al lugar del problema, si en ese momento su actitud es otra.
      Hay una enorme distancia entre un perro cuyos sentidos se ven disminuidos y otro que “olvida” a sus dueños o se vuelve loco. Eso último SÍ es un mito, estarás de acuerdo, supongo. Lo que le pasa al Doberman, le puede pasar a cualquiera, aunque cierto, esa raza tiene propensión.
      Con el labrador creo que también estamos de acuerdo, precisamente, cada perro es distinto. Yo no hablo sobre energía o timidez, sino sobre una nobleza que santifica a la raza, tan mítica como la agresividad que sataniza a otra. Hay que conocer al perro. Y hay muchos tipos de labrador, no sólo dos, pero un comportamiento dócil, enérgico, agresivo o amable, se puede encontrar en cualquiera, de cualquier tipo. Si hubiera un infalible recetario de razas, no habría problemas etológicos, ¿no crees?
      Claro que es un mito que COMAN huesos. ¿Tú lo consideras alimento? ¿Podría recibir nutrientes de él? ¿No es más una forma de entretenerse? Y si concuerdas que lo que les gusta es lo de alrededor… ¿Por qué no mejor les damos lo de alrededor? El hueso es un accesorio, un juguete, les encanta por ser algo con “saborsito” y por duradero, no porque el hueso mismo, o el sabor del calcio, les atraiga.
      Y si concordamos que son riesgosos… ¿para qué permitimos que los sigan comiendo? ¿No crees que es como permitirle a un niño que lama un cuchillo que tiene embarrado algo rico?
      Persiguen a los gatos, como cualquier otro animal, por una actitud errónea de socialización. El perro doméstico no necesita “cazar”, así que perseguir a otro ser vivo con ese afán, es algo que se puede y debe erradicar, para que socialice con un entorno en donde ver gatos será normal. El mito es que está bien que lo haga, que es “su naturaleza” y que hasta se lo permitamos. No, lo siento, no puedo concordar que un perro, con toda su inteligencia y sus posibilidades, sea agresivo con otro animal doméstico. Tom, Jerry y Spike eran una caricatura, no necesitan ni tienen por qué vivir así.
      Muchas gracias, en verdad, por tus comentarios.

  9. Estoy desesperada mi hija de 5 años ingirió un pequeño puño de croquetas para perro adulto y me dijeros que se puede morir debido a que contiene mucho hueso molido y le va a desgarrar el intestino. Es esto cierto por favor me urge su respuesta

    • No hay absolutamente ningún caso reportado de persona alguna, niño o adulto, que haya resultado dañado por croquetas en el sentido que te dijeron. Si acaso pueden hacer algo malo en un niño, es una indigestión, por las grasas e ingredientes diversos. Es absolutamente FALSO lo que te dijeron. (Y la verdad, rídiculo, no confíes mucho en las “advertencias” de dicha persona en el futuro)
      Dependiendo del tipo de croqueta, puede caerle más o menos pesado al estómago, pero en el sentido digestivo. NADA MÁS.
      Incluso, algunas marcas premium tienen nivel alimenticio humano, es decir, pueden ser ingeridas por personas no sólo sin daño alguno, sino con un valor nutricional real. (Claro, el único problema puede ser el sabor)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s