Archivo de la etiqueta: croquetas

Cómo saber si tu perro come lo que realmente necesita.


Visita El Croquetón

No se necesita ser nutriólogo para darle a tu mascota la cantidad adecuada de comida. Aunque no todos los alimentos son iguales, queremos que puedas calcular con éxito lo que tu amigo necesita.

Atención: si tú sólo quieres que te digas “cuántos vasitos” de croquetas necesita, este artículo no es para tí, y sinceramente, quizá alimentar a la mascota de la casa no debería ser tu labor, porque aunque no tiene que ser complicadísimo, también se debe entender que como un miembro de la familia, necesita que le dediques un poco de esfuerzo a su bienestar, y no simplificar todo en “recetas”.

Ok ¿todos comprometidos y realmente interesados en saber nutrir a sus perros? Entonces comencemos.

La mayoría de los perros y gatos que tenemos como animales de compañía, se encuentran en un estado de mantenimiento, es decir, aquel que se da cuando un animal ha llegado a su tamaño adulto, no está gestando, lactando y no realiza gran actividad.

A menos que nos dediquemos a la crianza formal o al entrenamiento de animales para labores formales (rescate, detección, guía), nuestras mascotas se encuentra en esta etapa, en donde la buena alimentación es indispensable pero no es especializada en términos de su actividad.

No necesitamos, por ejemplo, saber o proporcionar cantidades exactas de proteínas, porque no demandamos específicamente el consumo de éstas con su actividad. Nuestros amigos en estas condiciones deben consumir un alimento de alta calidad, formulado para animales adultos, que aporte los nutrimentos diarios requeridos para que logren obtener y mantener un estado óptimo de salud y un peso corporal ideal.

¿El tuyo come bien?Pero esto no significa que tenemos que convertirnos en nutriólogos ni que el proceso es complicado o es sólo comprensible por especialistas. Al contrario, cualquier amo puede calcular esta necesidad alimenticia, y si se hace una vez que el perro o gato entró en etapa adulta, sólo necesitará hacerse una vez en mucho tiempo, siempre que nuestro animal no presente cambios o signos que nos indiquen un rechazo.

Todo se complica con ciertos factores que hemos supeditado a nuestro criterio, antes que a lo que ya sabemos por ciencia. Algunos de los errores más comunes:

1.- No hacer uso del alimento balanceado, ya diseñado para nuestros animales (alimento húmedo o croquetas), prefiriendo la alimentación “casera”, cocinada por nosotros mismos; con lo que el cálculo de las calorías que aportamos se vuelve mucho más complicado e inseguro.

2.- “El ojo de buen cubero”; ese cálculo que basamos en la observación del “hambre” de nuestro animal (que puede estar varias veces por encima de lo que necesita) o en medidas subjetivas (como “puños”).

3.- La confianza extrema en la “sabiduría de la naturaleza”; la creencia de que los animales son sabios a un nivel casi fantástico, y que ellos “saben lo que necesitan” y no comerán más de lo debido.

Los malos hábitos de alimentación de estos animales, aunado a su vida sedentaria, han generado una gran incidencia de obesidad. Por ejemplo, los gatos que permanecen exclusivamente en casa, tienen menos oportunidades o inclinación al ejercicio que aquellos que tienen acceso al exterior, por ello, tienen mayor propensión a la obesidad y deben ser más vigilados en su alimentación.

Ésta se puede prevenir regulando la ingestión de alimentos del animal, acompañado de ejercicio diario, ya sea en forma de paseos, carreras, juegos activos, natación, etcétera.

El control de la ingesta de alimentos se puede conseguir con el uso de raciones; se pueden proporcionar dos comidas diarias a intervalos regulares.Si come bien, vive mucho

La cantidad de alimento puede derivar de las indicaciones impresas en las etiquetas de las bolsas de alimento, y aunque es un buen punto de partida, en un plano ideal cada individuo debe alimentarse dependiendo de su nivel de actividad, su temperamento, su estado corporal y su peso.

Es cierto, algunos perros son capaces de regular su ingesta alimentaria cuando se les proporciona una dieta a libre acceso, pero son casos realmente inusuales. La mayoría de ellos tienden a la glotonería en algún punto, pues los mismos cambios en el ambiente pueden darle señales equívocas, como la presencia de más animales, la llegada a la familia de nuevos miembros, el cambio de casa o de lugar de comida en la misma casa, etc., y con esto, ganan peso.

El caso de los gatos es distinto, no son animales voraces, comen pequeñas cantidades de alimento frecuentemente a lo largo del día. La mayoría de ellos se adaptan fácilmente a la alimentación a libre acceso y son capaces de mantener su peso corporal, pero si un gato no logra mantener su estado corporal normal con una dieta de elección libre, deberá introducirse una dieta que controle el volumen de sus raciones. Los gatos tampoco deben ser “gorditos”.

No se necesita ofrecer una gran variedad de alimentos a los perros adultos, ya que la mayoría de ellos pueden mantenerse bien con una dieta constante de alimento equilibrado y con un buen aporte de agua limpia.

Si existen cambios de dieta frecuentes, pueden sufrir alteraciones del tracto gastrointestinal (diarreas y vómitos); así que si se va a cambiar el alimento del animal, el cambio debe hacerse de manera gradual, mezclando cantidades crecientes con el alimento original del perro a lo largo de varios días.

En general, tanto para perros, como para gatos, se recomienda el uso de alimentos secos, ya que son calóricamente menos densos, son más fáciles de administrar y, económicamente más rentables, además de que se pueden conservar frescos durante más tiempo y pueden ayudar a contribuir a mantener una higiene dental y gingival adecuadas.

Y ahora… ¿cómo saber la cantidad de calorías que aporta el alimento balanceado que le estamos dando a nuestro animal?

Lo primero es que tenemos que aprender a interpretar la información que tiene el empaque. Todos los alimentos, sin importar la marca, manifiestan el contenido de proteína, grasa y carbohidratos que contiene. Por lo general, de estos componentes, las que aportan mayor cantidad de calorías en términos numéricos son las grasas, pues aportan 8.5 Kilocalorías por gramo de alimento (Kcal/g) en comparación con las proteínas y carbohidratos que  aportan 3.5 Kcal/g.

Para entender lo anterior veamos el siguiente ejemplo:

El alimento de la marca X, contiene, por cada 100 gramos :

50 % de carbohidratos

27 % de proteína

12 % de Grasa

Luego entonces multiplicamos el % del contenido por la cantidad de Kcal/g que aporta cada elemento:

50 x 3.5 = 175

27 x 3.5 =  94.5

12 x 8.5 = 102

TOTAL: 371.5 Kcal por cada 100 g de alimento.

Ya tenemos la cantidad de Kcal que proporciona el alimento que le damos a nuestro animalito. Ahora lo que tenemos que calcular es cuantas kilocalorías necesita consumir nuestra mascota, para lo que veremos el siguiente ejemplo:

La cantidad de energía que necesita nuestro animal se llama energía metabolizable y se calcula elevando el peso de la mascota al cubo, al resultado se le saca la raíz cuadrada dos veces y el resultado se multiplica por un factor de corrección dependiendo del estado biológico de nuestro animal.

Quizá esta fórmula te suene complicada y demasiado matemática, pero en realidad son sólo unos cuántos pasos, máxime si usas cualquier calculadora.

El factor de corrección es un cálculo de mantenimiento calórico que se ajusta con la actividad de cada animal. Por ejemplo, para un paciente con poca actividad física, el factor de corrección hace que el resultado se multiplique por 70, si el paciente tiene actividad física, entonces el factor es 110 y puede incrementarse  incluso hasta 150 si dicha actividad es muy fuerte.

Seguramente lo verás más sencillo con este caso específico:

Nuestro paciente es un Poodle que pesa 24 Kg y solo está en la casa, sin desarrollar ningún tipo de actividad física. (Ir de un lado a otro, subir o bajar de la cama, o emocionarse cuando llegas, no cuenta como “actividad física”)

Elevamos sus 24 kilos al cubo:

24 x 24 x 24 = 13824

A este resultado le sacamos raíz cuadrada dos veces: 10.84

Multiplicamos este por su factor de ajuste:

10.84 x 70= 759 Kcal al día

 Aquí está lo que necesita comer este amigo en el día. Si el perrito come 3 veces al día, luego entonces:

759/3 = 253 Kcal por ración.

Finalmente digamos que usamos el alimento de marca X, con el que hicimos el primer cálculo, entonces tenemos:

El alimento proporciona 371.5 Kcal por cada 100 g

Nuestro paciente necesita 253 Kcal para cada ración.

Por lo tanto realizamos una regla de tres: si 100 g de alimento contienen 371.5 Kcal, ¿cuántos gramos de alimento necesito para proveer 253 Kcal?

(253 x 100)/371.5 = 68.1 g por cada ración

Ahora sólo necesitas cualquier contenedor de cocina con medidas y podremos, sin duda, nutrir a nuestros animales en forma correcta.

Y si ya sabes cómo nutrir a tu mascota, sólo necesitas ser constante, de preferencia, con el tipo de alimento que les des. Prueba tanto como quieras, de la marca que quieras, hasta hallar la que mejor le caiga y más le guste a tu mascota.

Para nosotros, particularmente, ha sido de gran ayuda contar con un distribuidor de croquetas a domicilio, pues te garantiza conseguir la misma marca y te ahorra buscarla de tienda en tienda.

Por eso te dejamos los datos de nuestro distribuidor, Arturo, de El Croquetón, con quien además nos une una relación de colegas por el bienestar animal, pues nos lo encontramos frecuentemente levantando perros en situación de calle y hallándoles hogar.

Y eso, aunque él no quiera, siempre lo vamos a presumir.

Conoce la empresa de un amante de los animales, buscando nutrirlos mejor, aquí:

Visita El Croquetón

Anuncios

Análisis de Alimento Premium, Super Premium y Regulares.


Última actualización: 12 Enero de 2017

Probablemente uno de los tópicos más recurrentes cuando se abren las “preguntas” respecto a los animales de compañía, tienen que ver con su nutrición. ¿Qué le doy de comer? ¿Cuál marca es la mejor? ¿Y la más barata que valga la pena…? ¿Es complicado saber cuánto? Muchas personas nos preguntan constantemente sobre la verdadera importancia de la alimentación “regular” y la “Premium”, es decir, por el verdadero valor de los alimentos para mascotas cuando podemos encontrar marcas con precios tan distantes.

La principal pregunta, por supuesto, es “¿Realmente vale la pena pagar un precio más elevado por un alimento ‘Premium’?” Si buscas una respuesta rápida: Sí. Lo vale ,si realmente es Premium.

Para responder esta pregunta tenemos que hablar de dos aspectos sencillos de explicar: Investigación y Vendedores.

Investigación

Cuando comparas los alimentos para mascota, debes tener en cuenta, primero, lo que invierte cada marca en investigación. No, no se requiere ser científico para enterarse, de hecho es mucho más sencillo y es un poco cuestión de sentido común.

Checa el empaque mismo.

Las marcas que realmente dedican A comertiempo a la investigación sobre la nutrición de nuestras mascotas, tienen un detallado empaque, en el que los ingredientes son exactos y los porcentajes de vitaminas y proteínas están especificados. Cualquiera podría creer que esto aparece en todas las marcas, pero no es así. Algunas no estipulan porcentajes en sus empaques, e incluso, en algunos de ellos especifican los ingredientes más o menos así: “Puede contener trigo y/o sorgo, carne de pollo y/o res, zanahoria y/o espinaca”

Muchas veces su alimento depende de la variación del mercado, básicamente, si el trigo es más barato en cierta temporada, pondrán este en lugar del sorgo, pero cuando el precio cambie, cambiará el ingrediente. Lo mismo con la carne y los vegetales. ¿Qué tiene esto de malo? En términos comerciales nada, de hecho es muy bueno para ellos, pero para tu perro no tanto, pues resulta que aunque le des siempre la misma marca y la misma categoría, un tiempo le estás dando ciertos ingredientes y de repente, sin que te des cuenta, otros.

Para los perros, el cambio repentino de comida puede hacerles daño y, a veces, en cuestión de horas. Como síntoma no mostrará más allá de una diarrea, que además, como se quita en un día o dos, no te preocupará y lo pasarás por alto.

Tipo de croqueta.

Aguas con el cambio de comida¿Has visto cómo las croquetas Premium y Súper Premium son distintas? Algunas son gordas y oscuras, otras planas, algunas más claras, una redondeadas. Esto también se debe a una verdadera investigación. La alimentación, por ejemplo, de un Gran Danés y un Pastor Alemán no debe ser igual, aunque ambos entran en la categoría de ‘Grandes’ para las marcas con poca investigación. El Gran Danés da bocados mucho más grandes, si las croquetas no son suficientemente grandes, no se detiene a masticarlas, lo que provoca una deficiente digestión. Los productores de alimentos Premium lo saben, lo consideran y preparan el alimento con eso en mente.

Checa tus necesidades.

Si tienes una mascota alérgica al pollo (alergia más común de lo que la mayoría cree), debes preocuparte porque el alimento sea exactamente lo que requieres y no que sólo diga ser de “cordero y arroz”. De nuevo, si revisas bien, a veces resulta que EL SABOR es cordero y arroz, pero en cuanto a la masa real, esta incluye pollo. Si tu mascota es alérgica, tiende al sobrepeso, debe bajar unos kilos o tiene problemas en general, invierte en buena comida. ¡A un ser humano enfermo no lo llevas a las tortas de la esquina! ¿Por qué a tu perro que te necesita, le das cualquier cosa?

¿Y qué hay de los Vendedores?

Mucho tienen que ver los vendedores. Un distribuidor de alimento para mascotas, que realmente se respete, sabe en gran medida todos estos “trucos” de ventas, pero no para usarlos en tu contra, sino para recomendarte lo que de verdad te conviene.

Hay negocios (lícitos y honestos, claro), que sólo se decidan a “vender” croquetas. Ellos son sencillos VENDEDORES. No tienen la responsabilidad ni las ganas de saber más sobre el alimento porque sólo lo ponen a la venta según la gente se los pide. Entre estos vendedores se encuentran las tiendas de abarrotes o los supermercados.

Alguien que realmente sabe de alimento, aún sin ser veterinario, te puede hablar sobre ingredientes y necesidades, dependiendo de lo que le platiques sobre tu perro.

Un DISTRIBUIDOR sabe que no es lo mismo el alimento para un perro de raza chica, pero adulto, que para un cachorro de raza grande. Debe saber calcular las necesidades de tu perro por su actividad, por su edad y por su peso, pero claro, sabe recomendarte también siempre que lleves a tu perro al veterinario para que sea él quien le prescriba el alimento correcto.

Entre mi Distribuidor y yo, en un trabajo de análisis POR EXPERIENCIA, (es decir, sin datos científicos “avalados por la propia marca”, ni panfletos propagandísticos que pueden ser subjetivos y siempre hablarán bien de la marca en cuestión) concluimos este breve análisis de algunas de las marcas más comerciales en México:

(En orden alfabético. No tiene preferencias)   

Blue Buffalo

BBffPrecio: Muy Alto. Marca de reciente introducción a México, pero ya con algunos años de camino en Estados Unidos. Tiene publicidad (la gringa) interesante, pero los encargados de la marca en México de plano son malos, porque nadie los está conociendo. Sólo se conocen en Petco. De sus redes sociales ni te fíes, no tienen idea de lo que venden, en donde o cuanto cuesta. Su fortaleza: Calidad. Sin duda los ingredientes son de primera y su sabor, por ello, también. El cambio en las mascotas se nota. Su debilidad: Si le gustan a tu perro, cambiarle a una más barata cuando venga la crisis, no será sencillo. Su distribución es muy chiquita; quizá quieren jugar al “Ferrari”, y establecer un “estatus de exclusividad”, y por eso no se hacen publicidad, cuestan tanto y se venden en tan pocos puntos.

Cesar

CesarPrecio: Medio-Alto. La croqueta ha empezado a aparecer en el mercado, aunque ya tenía un tiempo siendo conocida la versión húmeda gourmet. Es la del Westie, que por cierto, es su emblema, no significa que todo el alimento sea para esta raza, como a muchos les da la sensación. Su fortaleza: Las croquetas son muy palatables, y muy chiquitas, hasta huelen rico. Hay opciones en carne, pollo, cachorros, parece atractivas. Su alimento húmedo es delicioso, no lo pongas en un Tupper en el refri, porque alguien se lo come en un descuido. Su debilidad: Pues lo mismo, son muy chiquitas las croquetas, y las presentaciones húmedas. Un perro bocón se las devora a veces sin masticar, no están hechas para los grandes. Distribución, es aún nueva, no esperes hallarla fácilmente. Recuerda que dar sólo alimento húmedo, generalmente causa problemas de placa en los dientes.

Diamond

Diamond

Precio: Medio-Alto. Es de buena calidad y buen trabajo de desarrollo. Apoyan su publicidad en ciertos ingredientes (Omega 3, Antioxidantes) que a veces no demuestran gran diferencia en los resultados. Su fortaleza: El costo-beneficio aumenta notablemente mientras más grande es el bulto. Su debilidad: Distribución. No lo encuentras en cualquier lado y eso puede provocar que en emergencias, tengas que cambiar. Parecen muy resecas para muchos, y aunque tienen líneas “Premium” no parecen cambiar en nada más allá del empaque.

Eukanuba

Precio: Alto. Buena inversión en desarrollo, distribución y publicidad. croquetas-eukanubaGeneralmente se sienten más secas que otras, y a veces con ello reduce la palatabilidad. Ingredientes buenos, sin duda. Su fortaleza: Distribución. Están en muchas clínicas y en el súper, aunque en muchos casos sólo en paquetes chicos. Su debilidad: Su costo y la fuerte campaña de información sobre su experimentación sobre animales, aunque han sido vendidas a una empresa mucho más preocupada por el bienestar, y es probable que eso cambie pronto.

Ganador

00750200287348lPrecio: Medio. Han mejorado en los últimos años imagen, variedad y aspecto general. Ya no son las croquetas a granel de antes, ahora juegan mucho con las formas, colores y sabores, lo que bien puede ser marketing, pero les ha funcionado. Su fortaleza: Costo, originalidad y distribución. La distancia económica entre la línea Regular y Premium no es tan grande y se están metiendo hasta la cocina. Casi en cualquier lado las encuentras. Su chiste de las figuritas de carne y verduras funciona, aunque su “empacado individual” de dos sabores, puede provocar a un perro rastreador que deja la mitad del plato sin tocar. Su debilidad: No han logrado sacudirse el estigma de ser croquetas de “mantenimiento”. Alguien de la marca debería acercarse al sector veterinario porque pocos o nadie la recomienda y eso reduce la confianza.

Hills Science DietHills

Precio: Alto. Orgullosos de la ciencia que le ponen. En investigación son los líderes y su página web lo demuestra, con buena información. Te hace sentir un “padre” responsable, siempre que tu interés sea la salud de tu mascota y no tu bosillo. Su fortaleza: Calidad de ingredientes y especialización para casos médicos, como viejos, artríticos, alérgicos, etc. Es una excelente recomendación para cachorros, porque es cómo darle buena comida a un bebé, ya después puedes irle bajando al costo. Su debilidad: El precio. No puedes dejar de sentir la distancia con las otras marcas y en emergencias económicas, te va a costar. Su distribución ha decaído mucho, algo pasó con los distribuidores grandes.

Kirkland SignatureKirkland Signature Costco

Precio: Medio. Muchos las conoce como “las de Costco”. Excelente rendimiento entre costo-beneficio. Pocas variedades, pero parecen suficientes, las necesarias. Su opción Camote-Salmón (Salmon-Sweet Potato) es recomendable para adultos mayores y hasta para perros alérgicos leves. Para aquellos que no consiguen heces firmes, vale la pena probarlas. Su fortaleza: Presentación y Relación Costo-Beneficio. Para perros medianos y grandes son excelente opción por el precio/kilo. La palatabilidad es muy buena en la mayoría de sus productos. Su debilidad: Distribución y presentación. Es un arma de doble filo. Tienes que pagar la membresía Costco o que alguien te la preste, aunque la verdad la desquitas pronto. Es bueno saber que siempre están el el mismo lugar, pero a veces (aunque raro) no hay alguna variedad y se tardan en resurtirlas. El problema es si tienes perros pequeños, para los que un bulto de 22 kgs seguramente se le “orearán” mucho antes de que se las acabe.

Miramira bayer croquetas

Precio: Medio-Alto. Bayer ha impulsado muy fuerte su línea veterinaria y MIRA es del agrado de muchos MVZ, incluso si él no la vende. Buena palatabilidad, aunque puede traducirse en el olor de las heces. Su fortaleza: Su lugar en el mercado los obliga a hacer las cosas muy bien ahorita. Y están cumpliendo. Sus productos parece hasta línea médica, por lo que el departamento de marketing merece un buen aumento. Su debilidad: Distribución. Si tienes a alguien de cabecera que te las lleve, está bien. Si no, se complica hallarlas. Podrían invertir más en promover su información. Los pequeños stands en Expos y congresos no compiten en nada y parecen desinteresados.

NupecNupec

Precio: Medio. Notable su palatabilidad (su sabor intenso), Incluso huelen un poco dulzonas, ningún perro puede ignorarlas. Por lo mismo, algunos perros sensibles resienten al cambio. En 3 de 5 perros, provocaron heces más olorosas y suaves. Su fortaleza: Costo – Beneficio. Es de buena calidad, con precios menos pesados. Su debilidad: Aunque va mejorando, le falta distribución. Para perros en departamento, las croquetas deben cerrarse bien, porque en serio, huelen bastante.

PedigreePedigree

Precio: Medio-Bajo. Los líderes en ventas, pero no son los favoritos de muchos MVZ. Es la de batalla, la base. Algunos perros amarán a Pedigree, otros jamás la soportarán. Lo que es innegable, es su inversión en la conciencia social, eso sí, nadie como ellos invierte o ha invertido jamás en ayudar a los perros de calle, sin doble agenda, y sin cacarearlo todo el tiempo. Su fortaleza: Distribución. Están en todos lados, en mil presentaciones y tamaños. Si a tu perro le gustan, nunca se quedará sin alimento. Su debilidad: Son como unos tacos en la calle: a los fuertes les encantan, a los princesitos, les caen de peso.

Pro Plan 

Precio: Alto. Si hablamos de Purina en global, por su variedad, tienes muchas opciones de Proplaningredientes, presentaciones y costos. Hacen muchas cosas de gran sabor, pero también tienen la típica croqueta X. Si vas a ir con ellos, yo invertiría en Proplan, no en Dogchow. Su fortaleza: Distribución y variedad. Esto sí es de todo y para todos. Su debilidad: Lo realmente bueno, es caro; lo  barato, no siempre resulta bueno.

Royal Canin

RoyalPrecio: Medio-Alto a Alto. Hacen cosas muy especializadas, aunque a veces parece demasiado. La información que dan es buena y su investigación también. Entendieron que estaban muy caros y en lugar de bajar precios, hicieron una línea más barata. Su fortaleza: Su variedad. Su opción económica no está nada mal. Sus avances en investigación han crecido mucho, vale muchísimo la pena acudir a sus versiones Gastro, cuando de plano no le hallas al intestino de tu mascota. Alérgicos, sus versiones Hipo y Analergénicas, son muy buenas. Su alimento húmedo es genial. Su debilidad: Algunas se sienten muy grasosas, y hacer alimento “por raza”, parece demasiado, en algunas no puedes evitar pensar en el costo. Su distribución ha bajado, el encargado de moverla en México, se está quedando corto.

Escoge un buen distribuidor

Busca un buen distribuidor si lo que quieres es evitar la bronca de encontrar las mismas croquetas siempre. Yo no confío mucho cuando alguien que atiende, a fuerza me recomienda sólo una marca, y me hace pensar que su opinión es sesgada.

También checa cómo se refiere a tu mascota. Mi papá solía decir que “taquero que no está gordito, no es buen taquero”. Bueno, pues yo digo: “Distribuidor de croquetas que no tiene perro, no es buen distribuidor”. Y seguro que eso lo notarás en su voz y en su forma de expresarse.

No te cases con una marca sólo porque está más a la mano, o porque tu vecino / amigo / compadre / primo dice que a sus perros les cae de maravilla. Cada perro, en cada casa, es un individuo y hay que aprender a conocerlos.