El Perro “Hiperactivo”. Cuando la energía desespera.


El día de hoy vamos a platicar de un aspecto canino que para muchas personas resulta difícil de entender yde controlar, tanto, que en muchos casos puede ser razón suficiente para abandonar o regalar a la mascota.

Curiosamente, la hiperactividad es un aspecto que en términos de salud, es una muy buena seña. No sólo es normal, en cierta etapa de su vida es importante que la mascota sea así.

¿Contradictorio?

Primero habrá que decirlo con justicia: el término Hiperactividad se usa en estos tiempos con mucha simpleza, aplicado en la mayoría de los casos a humanos y animales que sencillamente tienen mucha energía y pocas vías de canalización.

Es decir: a veces para justificar, por ejemplo, la deficiencia en la educación, maestros y padres de familia acuden a “diagnosticar” Hiperactividad en un niño, lo que los exenta de la responsabilidad, pasándola a la genética y a la necesidad de un psiquiatra. Bueno, pues esto no está muy alejado de lo que sucede con los perros:

¿Mi perro joven muerde un zapato cada que no estoy? es hiperactivo. ¿En cuanto le suelto la correa sale volando a oler a otros perros y correr sin control? es hiperactivo.

Y no, la mayoría de las veces no se trata de un perro hiperactivo… y si así fuera, no es tan trágico.

Esto tiene dos partes involucradas: La naturaleza canina y la comprensión humana.

Primero, lo perro del asunto:

  • Un perro, de cualquier raza, especialmente entre los 6 meses y los 2 años, tiene mucha energía y mucha curiosidad, es natural, pues, que responda a la mayoría de los impulsos, pero especialmente a los nuevos.
  • Los ruidos extraños, los que nunca había experimentado, le pueden causar extrañeza, curiosidad, emoción o miedo.
  • Los olores desconocidos, especialmente los de otros perros que sean nuevos en la zona, lo harán entrar en acción.
  • Las caras nuevas pueden agradarle demasiado o provocarle mucha desconfianza dependiendo de cómo lo hayamos socializado hasta el momento (y de eso que conocemos como “vibra”, dicen).
  • No sólo las novedades son razón para detonar su energía. Si bien existen comportamientos más o menos generalizados, cada perro es único y tiene una “perronalidad” definida, que puede ser muy distinta a la de otro de su misma edad y raza. Conócelo.
  • Un perro, como cualquiera de nosotros, se ve afectado por los elementos del ambiente, como la casa en la que vive y la forma en la que lo tratan, así como por el sentido de pertenencia.
  • El perro quiere PERTENECER a nuestra manada, para lo que tratará de encontrar y copiar conductas que vea en los líderes, a fin de complacerlos.
  • Si tiene dueños desconfiados y huraños, es muy probable que lo copie, desconfiando de cuanto perro o humano se le aproxime.
  • Si por el contrario, ve a sus líderes como dos seres muy sociales, que saludan a mucha gente diferente en la calle y que acarician a otros perros, es posible que se vuelva el perro amiguero.
  • Si a cualquiera de estos ejemplos le añadimos su natural energía exacerbada en la adolescencia, podemos tener a un perro muy miedoso, ladrador, histérico y hasta agresivo, o a uno encimoso, querendón pero brusco, juguetón hasta el extremo y difícil de parar.

Y nos concentramos en este especial periodo de edad, porque si bien es la edad perfecta para educarlos, también es el momento exacto en que podemos malcriarlos.

En esta etapa (6 meses a los dos años) pocos perros saben lo que “quieren ser en la vida”, o sea, no les importa mucho ser el jefe de la manada o el subordinado, ellos solamentes están explorando los puestos.

Por eso una educación adecuada en este momento les cae tan bien, pues están listos para entender su rol en el grupo.

Sin embargo en su otro extremo, el negativo, debemos decir que los miles de años de domesticación han borrado instintos, y si el jefe de la manada no pone reglas, en esta edad pueden aprender muy bien que son libres. Se pueden comportar como jefes cuando quieran, pero pueden ser dependientes y exigentes de comida y sustento, así como demandantes de atención.

Si llegan a entender que la energía desbordada les traerá frutos (juegos, atención, caricias o comida) es probable que se comporten como el “perro hiperactivo” tan temido durante mucho más que ese tiempo, esforzándose por serlo incluso cuando en la adultez ya no tengan la misma fuerza por naturaleza.

Y es aquí donde importa lo humanamente posible:

Muchos dueños disfrutan a un perro con energía y fuerza cuando están de buenas, pero si fue un día pesado, llegar a casa a encontrar a una mascota incansable les parece casi un castigo de la naturaleza, lo que es sencillamente injusto.

En nuestra ciudad es normal encontrar mascotas que viven en departamentos o en casas sin patio, y más aún, mascotas cuyos dueños están ausentes gran parte del día por el trabajo o el estudio. Esto hace que los perros adolescentes y jóvenes acumulen energia durante el día solos, ansiedad, un poco de estrés y muchas ganas reprimiditas de jugar.

Esto hace que cuando llega su amo, en lugar de estar listos para acabar el día descansando, empiece a descargar la energía, corriendo, brincando, buscando juguetes, y peor aún, puede provocar que al llegar los dueños encuentren muebles dañados, zapatos mordidos, adornos rotos. No son lo que humanamente conocemos como “travesuras”, sino la curiosidad y la necesidad de entretenerse, combinadas.

¿Qué hacemos?

La mayoría de las veces viene un regaño “humanizado”, es decir, le hablamos sobre el problema, le preguntamos el típico “¿Quién hizo esto?” o más absurdo aún, preguntamos por qué. Ya hemos hablado que el perro se asusta por nuestro tono de voz, no por recordar la travesura, pero es importante remarcarlo: el zapato mordido, a menos que sea captado en el acto, es una baja de guerra, y de nada sirve restregárselo en en la cara cuando hace horas lo destrozó.

¿Lo dejamos amarrado? ¿Lo encerramos en un cuarto, en la azotea, en el baño?

No, no… y enfáticamente NO. Aislar a un perro con energía sólo le hará acumular más ansiedad, con el riesgo de que en su intento por liberarse se haga daño en los dientes o patas, además de dañar más otros muebles o puertas. Un perro debe entender cuál es su espacio permitido, pero no porque no pueda accesar a los otros, sino porque ahí están sus cosas, ahí se le acaricia y se le pone atención, ese lugar LE PERTENCE.

¿Necesita entrenamiento?

Por supuesto siempre es bueno un entrenamiento profesional, pero no es la única salida.

Aún hay muchas cosas que se pueden hacer, empezando por: Jugar con él. Así de sencillo. Muchas personas tienen la falsa creencia de que jugar los hará más inquietos al “consecuentar” dicha energía, cuando es exactamente lo contrario: Jugar en un momento específico del día, les ayuda a descargar la energía y a entender que existe un tiempo específico para ello.

Lo ideal es que jugaras una hora o dos diarias, pero si no, al menos unos minutos, dos o tres veces al día les hará mucho bien.

Ahora bien: CUIDADO, trata de no responder en el momento que él lo demanda. Debes ser tú quien ponga el horario y permita que empiece. Por ejemplo, cuando llegues a casa no lo peles tanto, no le sigas la fiesta en el momento en que lo ves. Relájate, ignóralo un poco, cámbiate de ropa, refréscate… y entonces sí, muéstrale que es tiempo de jugar.

Cuando los apapachamos mucho justo al momento de regresar, les estamos diciendo que se preparen para nuestra llegada, pues vendrán los abrazos y el juego… ¿Qué sucede? Pues que mientras no estás, tu amigo se queda a la expectativa, tenso, ansioso, esperando verte cruzar la puerta para explotar.

Debe sentirse querido y tranquilo de verte, pero debe entender que demandar tu atención con brincos, carreras y ladridos no le hará conseguir nada. Debe notar que hasta el momento en que se relaja, tú respondes. Si se pone más que ansioso, peligrosamente activo, quédate quieto, párate en algún lugar cerca de él, con brazos cruzados y postura firme, ni siquiera lo veas a los ojos. No le harás el mínimo caso hasta que se levante.

Recuerda: Como en todos los ámbitos, esto es cosa de creérsela. No sólo finjas una orden, actúala, siéntela para que la sienta él. Tu actitud firme de líder debe estar en todo momento, voz, actitud, postura, firmeza de movimientos. No puedes pedirle que te respete el rol de líder si tú no respetas y sientes esa posición primero.

¿Hay peores o mejores perros en al campo de la energía y la hiperactividad?

Por supuesto hay razas de perros más activas que otras, y generalmente aplica al tamaño: mientras más grande sea, más juego requiere.

Entre los grandes, desde luego el premio se lo llevan todos los Retriever: Labradores, Golden, Chocolates. Su naturaleza les hace perros fuertes, con mucha energía y con ganas de tener un trabajo. Vaya, su nombre lo dice: son Cobradores, lo suyo, lo suyo, es correr a traerte cosas.

Sin embargo, el tamaño no es una regla. Los terrier pequeños, por ejemplo, tienen mucha energía, lo mismo la mayoría de los Chihuahua, el Jack Russell, el Pincher o el Cocker.

Y aunque la fama se cargue de un lado u otro, no debes olvidar que el juego y la atención es necesaria para TODOS los perros. No son un mueble, un juguete o un accesorio. Tienen pensamientos, curiosidad y dudas. Tenlo presente para no dejar cosas fuera de lugar, cables al alcance de su hocico, ni cosas de valor en donde las pueda encontrar. No asumas que un “simple papel” no le atraerá para jugar (así terminan rotos recibos, actas y hasta billetes), no confíes en que “nunca lo ha hecho”, porque eso no significa que nunca lo hará.

Cualquiera que sea la raza de tu perro, dale espacio y atención, dale tiempo de CALIDAD. Juega con él, ponle horarios y días especiales. Si puedes, dedícale alguna mañana completa el fin de semana, verás que pronto identificará el día exacto y casi casi estará en tu carro tocando el claxon la próxima semana.

Ante todo sé responsable de él y de su vida. Mucha energía es seña de buena salud, por lo que no puede ser una característica mala. No se vale regalarlo porque está más “vivo” de lo que creías que estaría.

Y si estás pensando en adquirir apenas a un perro, toma en cuenta todo esto, para que no te hagas el sorprendido después. Si no tienes un rato del día completamente libre para él, ni un espacio que le puedas regalar enteramente, no estás listo para tener un perro.

Acércate siempre a médicos y a especialistas. Investiga, compra buenos libros sobre perros, te ayudará mucho tener el respaldo de conocedores, y por supuesto, cuenta con nosotros si en algo te podemos ayudar.

Anuncios

26 comentarios en “El Perro “Hiperactivo”. Cuando la energía desespera.

  1. Me fue muy útil su artículo tengo una Pequeña Chihuaheña de cuatro meses que es una calamidad de juguetona y activa. Tengo otras dos Chihuahuas una de trece años y otra de cinco años que siempre fueron muy tranquilas. Adoramos a la tres pero la cachorra GALATEA ahorita esta un poco más consentida, pero ya voy a empezar a educarla poco a poco. Gracias por sus consejos

    • Nos da muchísimo gusto que así sea Erika. No dejes de platicarno como avanza Galatea. Mira que hemos tenido que investigarle, tu servidor tiene un labrador, una poodle, un chihuahua y dos criollas… todo un reto! Jejeje.
      Muchos saludos!

      • En verdad que si es un reto, pero también una maravilla poder convivir con tantos peludos:Siempre he tenido perritas y sin fiera no se vivir te comento que ha pasado a lo largo de mi vida, que los mayores han enseñado a los más chicos a ir al baño en un lugar especifico o a no meterse atrás de los muebles.Y los criollos han sido los mejores maestros. Los Chihuahua son bellos estamos encantados con ellas pero su carácter y personalidad individual no nos han ayudado como nanas jaajjaja. Gracias por tu comentario y los mantendré al pendiente.

  2. Eso es muy cierto, mi perrita Frida, tiene solo 6 meses y es muy inquieta, lo unico que me preocupa es el espacio que tiene pués es muy pequeño para su tamaño y energía que tiene.gracias por estas historias tan maravillosas y tan ciertas.

    • Gracias a tí Margarita. Yo soy un convencido de lo siguiente: si tu perro tiene ejercicio y cariño de calidad al menos un rato decente diario, el espacio en el que está puede ser un rincón de felicidad. Digo, tampoco se trata de tenerlo en una jaula, pero de nada sirve que tenga un patiesote si no hay quien lo acompañe. Lo que importa es tu atención. Juego, ejercicio, cariño y buena alimentación, eso ayuda contra un espacio pequeño.

      • yo soy rescatista sin embargo no soy experta, solo simplemente amo los animales, pero en esta ocasion he rescatado un peque ahora debe tenr unos 8 o 9 meses y me ha destrozado tooooodo a su alcance, ya no se que hacer, salgo con el,caminamos corremos y sin embargo lo vuelve hacer, ya tengo con el unos 4 meses y siento cada vez es peor, porfa tips recomendaciones

  3. me encontré una perrita que la verdad creo que raza no es de ninguna. tiene mucha energía. opte por amarrarla, por que todo muerde. no se de verdad que aser. ya que me duele tenerla así. es una perrita muy juguetona. me encanta. pero la verdad no se nada sobre los perros. les agradezco sus comentarios.

    • Creo que lo que necesita tu nueva amiga, es desgaste. Sé que te sonará trillado, pero la verdad será muy difícil controlarla si no encuentra ella un espacio de verdadero uso, desgaste, cansancio. Prueba qué es lo que más le gusta, jalar una cuerda, ir por una pelota, correr a tu lado… y claro, que sea algo que tú disfrutes.
      Seguramente su hiperactividad tendrá que ver con su edad, pero lo más importante es que ella no sabe si tendrá o no un espacio para descargarse. Si le das una hora de tu día, más o menos en el mismo horario, empezará a entender que no necesita buscar tu atención, porque de todas formas llegará la hora del juego.
      No la premies con caricias y bonitas palabras cuando tenga demasiada energía (brincos, chillidos, ladridos), acércate a ella, párate a su lado viendo para otra parte, haciendo lo que sea, sin ponerle atención… y ten paciencia. Cuando por fin se calme (lo hará, creéme, aunque tarde) entonces la acaricias, juegas y agradeces. Cuando te calmes tú, ella debe hacerlo también. Si no lo hace, repites la rutina.
      La idea es que comprenda que el momento de jugar y de locura, lo pones tú, no sus ladridos o “travesuras”. El juego será muy importante, pero deberá entender que tú eres el Amo de esa actividad, tú dices cuándo y cuánto.
      Comprendo que en la realidad amarrarlos a veces es la única opción. Sólo cuida que no sea demasiada corta la correa, que tenga acceso a sombra (si está afuera) y agua de acceso libre.
      Será cosa de paciencia, pero cuando lo logres, seguro tendrás una gran compañera de juego y una amiga inseparable.
      Suerte César.

  4. Hola tengo un bulldog ingles de un año un mes pero en los ultimos dos meses aproximadamente. Se a vuelto muy hiperactivo, cuando lo saco a pasear corre como desesperado me brinca encima y a veces no lo puedo controlar ni me obedece cuando le hablo, especialmente si pasa algun otro perro o alguna persona que le llame la atencion. Hoy se avento desde la ventana del auto al ver a dos poodles del vecino y no podia hacer que dejara de acosarlas queriendo jugar con ella. Temo que algo malo le pueda ocurrir si no aprendo a domarlo.
    Saludos y gracias.

  5. Hola ,me regalaron un cachorro de 6 meses me es imposible educarlo a veces quiero regalarlo, es pit bull terriers red node ,es tremendo rompe los zapatos si lo saco a pasear me lleva casi volada de tanto que jala ,y lo que mas me preocupa es que es muy desconfiado,claro siento que no es culpa de el pues los dueños lo tenian en una pequeña jaula ayuda por fa

    • Es lo normal, esta mas que emocionado y feliz de haber salido de esa jaula y como concecuencia quiere hacer muchas cosas en un solo momento, correr, jugar, treparse etc y cobn tanta energia la unica manera que encuentran de desbordar la es “jugando” con cosas.

      Te recomiendo asi como lo dice el articulo que le dediques una hora de tu tiempo a jugar con el, con una pelota, un peluche, algun trapo que el pueda jalonear. Para la hora de la paseada te recomiendo que mires “El encantador de perros” el da muy buenas instrucciones para poder controlar a un perro al sacarlo a pasear y en como educarlo. Por ejemplo, corre con tu perro, así el libera toda la energía y ya despues puedes caminar a gusto a su lado.

      Yo por mi parte hace unos días eh adoptado una perrita Chihuahua que al igual que tu perro estaba encerrada, aparte que muy subida de peso.Ella no conoce nada del mundo exterior y ya a agarrado la ropa sucia, zapatos, papeles y demás para “entretenerse” lo que hago es decirle un firme NO en el acto y se calma. Trato de dedicarle tiempo y hacer que libere su energía, en eso también me ayuda Tango mi otro chihuahua que aunque es muy tranquilo cuando quiere corre como un rayo! y a la gordita le gusta correr 🙂

      y pues nada dedícale tiempo a tu perrito y no lo regales lo que necesita es comprencion y con quien jugar !! Suerte !

  6. Hola, muchas gracias por el articulo. Adopté a una cachorrita mestiza con un mes y medio y un caso importante de sarna demodecia generalizada. Ahora tiene casi 4 meses y esta finalizando su tratamiento. Por culpa del mismo, hemos retardado su socialización y sus vacunas, vivo en departamento y la paseo en el parque interior y la hago subir por las escaleras hasta nuesto piso que es el 11, tienes sus juguetes, su kong con comida dentro y adiestramiento habitual, incluso ya sabe sentarse y hecharse pero no es suficiente, es una fuente inagotable de energía. Además por su poca socialización teme mucho a otros perros, les ladra y no ha hecho el control de mordida. Me muerde muy fuerte y le ladra a todos los niños que ve. Tengo miedo que sea una perrita agresiva, nunca había tenido un perro y la rescatamos para que no muriera en la calle pero no quiero tampoco tener que llegar al punto de sacrificarla por su agresivad y que corra el mismo fin del que intentamos rescatarla. Leo mucho sobre perritos pero aun no he encontrado como aprender a controlarla bien, quiero lo mejor para ella. Espero me puedan dar un consejo. Saludos !!!

  7. TENGO DOS HUSKY SIBERIANOS (MACHO Y HEMBRA) LA HEMBRA NO ME CAUSA NINGUN PROBLEMA PERO EL MACHO ES MUY HIPERACTIVO LLEGO A VERLOS AL PATIO Y EN CUANTO ME VE SE ME ENCARAMA QUERIENDO JUGAR PERO MUY TOSCAMENTE NO PUEDE VER ANIMALES PEQUEÑITOS COMO GALLINAS O ALGO SIMILAR PORQUE SE LES VA ENCIMA TALVES CON LA INTENCION DE JUGAR PERO ES MUY TOSCO Y AH LLEGADO HASTA MATAR UNAS DIGAME QUE PUEDO HACER PARAQUE NO SEA MUY AGRESIVO CON ANIMALITOS COMO ESOS Y A LA HORA DE SACARLO A PASEAR SE JALONEA MUCHO LO QUE HACE MUY INCOMODO SACARLO YA QUE TIENE DEMASIADA FUERZA MIS CACHORROS TIENEN APENAS 6 MESES DIGANME COMO HACER PARA QUE CAMINE A LADO MIO O NO SE JALONEE MUCHO

    • Hay una correa se llama halter no los lastima la venden en vets y petco y son buenismas los entrena a caminar contigo pruebala yo la use con mi gran danés erasuper dificl y poco a poco entendió suerte…

  8. Hola una pregunta lo que pasa esque tengo un perro muy juguetón es muy sano el problema no es el si no yo
    Pues no soy capas de salir a la calle con el tengo miedo que otros perros lo atrapen o que nos hagan algo no se como enfrentar esto ayuda plis 😦

  9. Hola tengo un mes con una cachorra criollaaprix de 4 meses la encontre atropellada y fracturada tiene mucha energia pero ahorita no la puedo sacar a dar grandes paseos x lo de su fractura desafortunadamente no tengo mucho tiempo ya mas o menos hace del baño donde le indique y ya se lleva mejor con mi gato pero me muerde todo sobre todo cables

  10. Tengo una akita inu de 2 meses y otro más grande de 3 años y de pequeño mi primer perro no era tan hiperactivo, esta quiere morder todo y no hace caso cuando uno le habla.

  11. Hola, buenas tardes, me gustaría un poco de ayuda.
    Yo tengo una perrita es husky y tiene 6 meses, pero es demasiado inquieta, siempre que llegamos a casa ya sea mi esposo mi hija o yo, se pone loca, se tira encima, da vueltas, a veces incluso se orina, pero es una inquietud sumamente exagerada aunque le digamos que ya basta ella no se detiene pueden pasar hasta 15 minutos y ella sigue igual, no he podido controlarla y no se que hacer.

  12. Tengo una pug y ya e intentado un poco de todo pero no puedo controlarla ella tiene 3 meses apenas pero siento que la separaron muy pronto de su madre y e pensado en adoptar un perrito y se hagan compañia y jueguen seria util esto ??

    • Sí lo sería (aunque por la fecha veo que debe tener más de 6 meses ahora), pero a los tres meses ya pasó la etapa en la que aprenden lo importante de sus hermanos. Sin embargo sin duda es una muy buena idea tener al menos un hermano con quien descubrir la vida. Solo no creas que “el hermano” va a solucionar el problema. Deberás educar a ambos y con mucha paciencia. De los 3 meses al año y medio (o 2 años en el caso de pequeños) enfrentas la infancia y adolescencia, es natural que sean hiperactivos e imparables. Es como pedir que un niño desde siempre sea calladito, le guste leer y no hacer ruido… o sea, puede salirte un niño así, pero es muy raro, jeje.

  13. Hola mi nombre es mary, tengo un schnauzer mediano, es inquieto pero en estos días a estado muy inquieto, rasga la puerta ladra mucho, corre y brinca con demaviada energía, creo q afuera del departamento anda rondando una perra callejera en celo, q puedo hacer?

  14. hola tengo una coker y pues tiene menos de dos años solo que no se sabe estar en el patio entonces rompe cosas y chilla y ladra y asi mi mama ya no la quiere y no se que hacer para que se calme ya que yo estudio y no puedo estar todo el dia en la casa. los ultimos dias mi mama la amarra pero he visto que se pone peor que debo hacer ? las caminatas largas la calman unas horas y despues empieza otra vez solo se calma cuando esta conmigo o dentro de la casa

  15. En primer lugar, me encantó el artículo, pues es de gran ayuda. Pero me gustaría hacerle una consulta.
    Un familiar se ha tenido que ir a vivir durante un año, y aunque los padres siguen viviendo con los padres, no atienden a los dos perritos que tienen correctamente (sólo los alimentan), así que he decidido sacarlos a pasear todos los días. Uno es un labrador y otro un bodeguero, y son puro nervio.
    No sería ningún problema, pero cada vez que llego y entro se me echan encima, (el labrador tiene mucha fuerza, el otro sólo lo imita), lo que md dificulta MUCHISIMO ponerle la correa. Incluso tengo que separarlos para poder ponerle el arnés y aún asi me lleva unos 20 min y varios arañones. Además, a la hora de salir (por lógica no puedo sacarlos los dos a la vez) me cuesta muchísimo sacar a uno por la puerta y que el otro no se me cuele.
    Sería fantástico si me pudiera dar alguna recomendación para antes de sacarlos a pasear, pues me van a volver loca un día. Muchísimas gracias de antemano.
    Un saludo,
    Julia.

  16. Me abandonaron un pitbull de aproximadamente dos años en mi garaje. Es muy tierno, dócil, alegre pero demasiado juguetón y brusco. Para él todo es diversión. Ya lo vacune y lo desparasite. Esta semana lo haré castrar. Es un perro demasiado enérgico para mi. Necesita mucho ejercicio. Lo tengo en un espacio exterior cercado y tiene espacio para jugar y correr. Lo hace gran parte del día. Pero no lo puedo sacar sino una vez al día. En la noche cuando llego de trabajar. Como el espacio donde permanece tiene cerca, él puede mirar hacia la calle y al lado de mi casa hay una pitbull y ellos se miran y se ladran como jugando. No está del todo solo o encerrado. Tiene contacto con otras personas que pasan por el frente de la casa y con otros perros que circulan por la calle. Qué Consejo me da para que se controle y no me atropelle jugando. Es muy pesado para mí.

  17. Gracias! Yo tengo una duda, tengo un american bully, siempre fue obediente, lo saco diario una vez al dia, le doy su comida siempre a la misma hora, ha sido el perro ideal, ahora estoy embarazada y creo que paso mas tiempo con el que antes pues no stoy trabajando, y se ha vuelto lloron y mas demandante de atención, cuando lo saco al parque antes inclusoo podia hacerlo sin correa el obedecia y ahora obedece menos, me cambie de casa y lo suelto en el area de perros pero si ve otro perro corre como loco hacia el queriendo jugar, pero ya no hace caso a mi llamado, decidi esterilizar siguiendo el mito que baja un poco su energia, pero no entiendo que le pasa de verdad le dedico tiempo y tengo atención a su cuidado. Alguna idea? Sera por el embarazo? Hay algo mas que pueda hacer?
    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s