Protección animal. La Guerra Civil.


No es raro para nosotros recibir llamadas, correos o comentarios de radioescuchas en que nos platican las muchas ganas que tiene de hacer “algo más” por los animales.

Algunos nos piden los datos de Asociaciones Civiles cercanas, forma de contactar grupos defensores, albergues o refugios en donde puedan ser voluntarios. Nada nos da más gusto que escuchar a una persona que quiere dejar de sentir “lástima” para empezar a ACTUAR. Sin embargo, hay una intención en la que a últimas fechas no hemos podido estar tan de acuerdo: crear un nuevo grupo o A.C., en general, una nueva organización.

La diversidad siempre es buena, la pluralidad de ideas. Nunca estaremos en contra de las opiniones diversas o de ampliar el espectro de acción. El punto en el que generalmente entramos en conflicto es cuando alguien nos plantea su proyecto de A.C. y este es simplemente la repetición de los muchos otros existentes, pero quiere ponerle otro nombre y otro logo (generalmente, ambos, diseñados por la persona en cuestión).

Antes de continuar, quiero aclarar que este post no lo escribo con la intención de desalentar el nacimiento de nuevos defensores organizados. Por supuesto que no. La única intención es invitar, a quienes se manejan de manera independiente y/o han tenido la idea de formar un nuevo grupo protector de animales, a reflexionar con un poco más de profundidad: ¿Quieren defender a los animales? ¿Apoyar la lucha? ¿O será que en realidad quieren que su nombre suene por encima del de otros?

Enfrentémoslo con crudeza: el reconocimiento, el aplauso, el nombre famoso, son factores que llaman la atención a mucha gente y son absolutamente naturales. Ni siquiera voy a ponerme a calificar si eso es bueno o malo, pues convencido estoy que corresponde a cada uno juzgar lo positivo o negativo de dicha tendencia.

Pero la verdad, en nuestro rubro y dadas nuestras condiciones, es algo que estorba notablemente más de lo que ayuda.

Es difícil mantener un conteo constante de las organizaciones, asociaciones y grupos protectores de animales, pues fluctúan con mayor velocidad de lo que podrían imaginar. Por su actividad, por el número de adeptos, por sus cambios de nombre y logotipos… en fin, nunca se sabe con certeza con cuantas organizaciones contamos.

En promedio, existen alrededor de 90 grupos de este tipo en el D.F. y Área Metropolitana. ¡Noventa! Existen delegaciones, como Benito Juárez, que son sede (implícita a veces) de hasta CATORCE organizaciones, mientras que delegaciones como Milpa Alta, una de las dos más grandes, tiene sólo una organización de este tipo.

Por supuesto, podrán decir muchas que su rango no se limita a su delegación, así que lo mismo da en donde se encuentre su base, pero la realidad es que en tanto más lejos están los problemas, más difícil es responder por ellos, más tardada es la reacción y más desconocida (y por tanto peligrosa) se vuelve la tarea.

Ahora también, está el problema de su fuerza. Hay algunos grupos conformados por 3 personas. Muchos no rebasan los 10 miembros (ni siquiera de apoyo moral), y entre estos dos rangos se encuentra la mayoría.

Seguro la mayoría  nació con la mejor intención y se mantienen de pie por la tenacidad y fortaleza de sus creadores, pero sin duda esa fuerza y tenacidad tendrían mucho más eco en grupos que siguen buscando voluntarios, representantes en nuevas zonas de la ciudad a donde no han llegado a monitorear con efectividad.

Y al final viene lo peor: muchas de estas organizaciones nacieron de separaciones personales y no de lejanía de ideales, lo que además, en los más lamentables casos, se traduce en un enfrentamiento eterno a partir de entonces.

Nuestro país adolece de una franca, inútil e intestina guerra de Asociaciones Civiles. Una animalista GUERRA CIVIL.

Luego empiezan a surgir los trapos sucios:

“X” nunca actúa, sólo difunde en su Facebook. “Z” es una sola persona con su Twitter. “Y” recolecta alimento y lo revende. “J” atiende animales sin conocimientos veterinarios. “H” está conformada por fanáticos que reaccionan sin informarse. “G” pide dinero y se asigna un sueldo que esconde. “K” sólo atiende perros bonitos.

Y muchos de estos chismes pueden ser malinterpretaciones, pero a veces, por la misma Guerra Civil, se esconden ciertas cosas que al salir a la luz huelen mal por el tiempo que se mantuvieron en secreto.

Total que de repente hay más organizaciones que rescates y más egos flotando que adopciones concretadas. Mucha gente termina por ser independiente, harta de estas luchas de poder, de los chismes. Otros sencillamente no concuerdan con el color de la playera que regalan en un evento y deciden separarse… para formar otra A.C.

El punto aquí es que no concordar al 100% no tiene que ser razón para no trabajar juntos. Se vale decir “no estoy de acuerdo”, claro, pero hay que meditarlo un poco más antes de decidir que es ESE el factor suficiente para separar la lucha entre personas, grupos o manos.

Si las diferencias son de fondo, es mejor retirarse, claro, pero hay que tener calma para identificarlas como tal y no confundirlas con diferencias de forma.

Antes de formar una nueva A.C., organización o grupo, tómate un minuto para reponderte:

¿Voy a aportar algo nuevo? ¿Tengo un enfoque o ángulo que nadie más tiene? ¿Puedo convocar a suficiente gente nueva (o trataré de “convencer” a gente de otros grupos para unirse a mí)? ¿Puedo liderear, negociar y trabajar en conjunto con otros grupos cuando se requiera?

Si todas las respondes con un SI, quizá estas en el camino adecuado, sólo ten presente que se avecina mucho trabajo, sacrificio, tiempo, que deberás predicar con el ejemplo, soportar críticas, malas intenciones, chismes. Ten en cuenta que ser el líder de un grupo, te dotará de responsabilidades que a veces son muy difíciles de cargar.

Si en una o más de las preguntas anteriores dijiste NO, quizá debas considerar unirte a un grupo que ya esté conformado o sencillamente trabajar de manera independiente.

Mientras tanto, nosotros seguiremos felicitando y apoyando en la medida de lo posible a todas aquellas organizaciones que son capaces de unirse por el bien común, con la que confluimos en grandes proyectos y de las que nos sentimos orgullosos de llamarnos amigos.

La siguiente mini lista quizá te de ideas de las organizaciones en las que puedes ayudar. Por supuesto no son las únicas, ni decimos que aquellas no incluidas sean de menor calidad. Sencillamente son algunas con las que hemos podido trabajar de cerca y que te podemos recomendar. Con quienes aún no trabajamos, los invitamos a entrar en contacto, nuestra cabina está siempre abierta.

Por orden alfabético.

Amedea. Siempre amables, siempre comprometidos, siempre activos. Liderados por uno de nuestros más queridos invitados, el especialista en legislación animal Gustavo Larios, Amedea enfrenta los casos de abuso animal con argumentos legales y sociales muy sólidos. Con ellos estarás junto a gente profesional que se preocupa tanto por los perros de la calle como por combatir la Tauromaquia.

http://www.amedea.org.mx/

Arca de Noé. Apasionados, con los bríos de hacer cosas grandes, con ganas de lo global y lo particular. Un buen lugar para compartir esa pasión por el rescate constante, imparable, diario. Están en todo y generan cosas de iniciativa propia muy interesantes, originales, con ganas de expandir la cultura de la adopción. No tienen broncas para compartir el trabajo y juntar las manos con otros grupos, actitud que reflejan desde sus líderes.

http://www.elarcadenoe.org.mx


Comunidad Gaia. Junto con ECAA, de organizaciones más jóvenes. Es encabezada por una de las activistas más hiperactivas que conocemos (jejeje) y tratan de estar en todos los eventos y acciones del mundo animalista. Jóvenes de corazón como de edad, Gaia es ideal para canalizar esa energía de juventud que tanto se necesita en la defensa animal.

Facebook: Comunidad Gaia.

ECAA. Escuadrón contra el abuso animal. El nombre es veraz y lo dice todo. Este es el grupo al que te quieres unir cuando estás harto de ver el maltrato y sólo quejarte en las pláticas de café. Encabezada por un verdadero ejército de guerreros, con ECAA te vas a meter a una barranca a rescatar un perro o enfrentarás gente abusiva sin tapujos. Tienen uno de los programas de adiestramiento gratuito más útiles que hayamos visto: especializado en perros mestizos.

http://ecaa.cedamex.com/

Fundación Tomy. Encabezada por absolutos profesionales del ramo, en Tomy son luchadores especializados en perros y gatos de calle, pero también enfocan sus esfuerzos en la fauna silvestre que es dañada, vendida o explotada en nuestro país. Desde grupos y autoridades locales, hasta relaciones con el extranjero, con Tomy puedes aprender la ardua tarea de defender a los animales de forma global.

http://www.fundaciontomy.org/portal/

Pata Pirata. Su fundadora es reflejo de la ideología PataPirata: cuando ya acabó la misión defensora de cada día, se sienta a pensar qué más hacer por los animales. Si te pasa lo mismo, eres un Pata Pirata. Aquí podrás descargar toda tu creatividad y mente nerviosita que quiere hacer más, decir más, difundir más. Pata Pirata es multi tarea, desde conferencias web hasta grandes reuniones públicas, pasando por un canal de You Tube y una excelente página. Si estás dispuesto a rifarte el proceso completo de rescate y adopción, busca a los PataPiratas.

http://www.patapirata.com/

Properro. Experiencia y pasión. Liderados por Antemio Maya Pindter, Properro, desde luego, se especializa en el rescate de perro de la calle y maltratados. Por supuesto no sólo se queda en la acción individual, al contrario, con Properro puedes actuar y aprender de la acción directa con las autoridades y otras organizaciones.

http://www.properro.org/

Anuncios

2 comentarios en “Protección animal. La Guerra Civil.

  1. mis felicitaciones por tocar uno y muchos puntos claves cuando vives esa situaciones en carne propia quisieras q mucha gente se entere y uds con su repotaje dieron toda la informacion necesaria reitero mi respeto y admiracion por uds continuen asi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s